Etiquetas

, ,

aqabaspring
Aqaba Spring by Aqaba es el segundo perfume que Miriam Mirani compuso en asociación con Firmenich, inspirádose en sus viajes a Oriente Medio y en la figura de la Reina de Saba. Quizás el nombre de tan legendaria reina atraiga a unos por su idea evocadora y a otros les moleste por verlo como un juego publicitario…lo cierto es que no siempre las literaturas publicitarias son sólo mera palabrería, también hay presentaciones bonitas pero rigurosas de lo que puedes esperar y la línea Aqaba es un ejemplo de ello. Los viajes de Miriam Mirani a Oriente Medio eran para realizar estudios arqueológicos y, en mi opinión, esa es la clave para abordar estas fragancias: la arqueología que estudia la formación de asentamientos y culturas en la zona de las rutas de comercio de materias preciosas entre Egipto, Oriente Medio, China y la India.
Los perfumes Aqaba buscan recrear la idea de que las materias primas con que se hace un perfume-un perfume de hoy y de siempre- son materias selectas y preciadas hasta el punto de convertirse en un tesoro.
Y eso es lo que tenemos aquí: ingredientes de calidad y una técnica compositiva actual sobre un esquema clásico y orientalizante en el gusto especiado y suntuoso de tratar a la reina de las flores: la rosa.
Para mí estos perfumes hablan realmente de calidad y libertad, al menos esa es la sensación que siempre me provocan. Todo hay que decirlo no son suaves o ligeros, son exquisitos y fragantes hasta el infinito, pero de los dos que se comercializan en España hasta la fecha Aqaba Spring es el menos exigente. Mantiene el frescor especiado-floral de su fragancia hermana Aqaba Classic, con esa sensación de amplitud y de respiración, con un carácter limpio y balanceado. Su acorde central es un tema clásico: rosa+jazmín. Rosas frescas y melosas de Damasco, de Turquía y de Marruecos junto al jazmín de Egipto (cremoso, rico, ligeramente oscuro), notas de corazón enriquecidas siempre con especias: canela en buena dosis y clavo mientras que la baya rosa y la vainilla forman la base junto con dulces y sabrosas frutas de verano: melocotón y albaricoque, contrastando con las criticas que hay en la salida: un cóctel de naranja dulce y mandarina aderezado con una fabulosa nota de grosella negra que produce el efecto de crear espacio en la fragancia de un modo muy notable. Pero la consecución de acordes separados entre sí para dotar a la fragancia de esa brisa o sensación de respiración sin que esto se convierta en tema en sí mismo es una cualidad constante en los perfumes Aqaba. Y éste es un aspecto técnico esencial en la perfumería.

Más allá del concepto oriental del culto a la rosa, la exaltación de las especias y cuidado de los ingredientes como materias preciosas que son hay otra idea poética que añadir, la de que la primavera de Aqaba Spring es una primavera edénica: las más espléndidas flores florecen, los más jugosos frutos se nos ofrecen. No es el reverdecer de la naturaleza, no es un jardín privado o un campo florido o un parque ornamentado…es una primavera engendradora y eterna.

Digo que la rosa es protagonista en la línea Aqaba pero no esperéis “perfume de rositas”…son rosas orientales, oscurecidas, enriquecidas, esplendorosas y muy balanceadas con el jazmín, quiero remarcar este aspecto porque los perfumes de rosa no parecen ser muy populares hoy en día pero mejor no dejarse llevar por ese prejuicio y si teneis oportunidad experimentadlos en la propia piel-porque además son fragancias que cambian mucho del secante a la piel-. Los Aqaba no tienen una distribución amplia pero podéis encontrarlos en la Perfumería Urbieta de San Sebastián y en la Joyería-Perfumería Magani de Zaragoza, en la Perfumería Yowe de León (la Perfumería Hortensia de Pontevedra creo que sólo tiene el Classic).

Actualización 24 de agosto,2009: en la página de la perfumería Urbieta ya no constan los perfumes Aqaba, parece que los han retirado.

Anuncios