Etiquetas

, , ,

agar
Quizás éste sea el material más caro en la industria de la perfumería…
Palo de aloe, madera de agar, agáloco indio, oud(h) son algunos de los nombres con que se conocen a varios árboles del género Aquilaria y Aloexylum que crecen en el sudeste asiático y de los que se obtiene una madera muy olorosa que el hombre ha venido usando desde tiempos prehistóricos.
Marco Polo en “El Libro de las Maravillas” los describe como árboles muy olorosos de los que salen “grandes y buenos perfumes” y que crecían en distintas islas del Mar de Sin o Mar de China así como en las costas del actual sur de Vietnam.
Principalmente es el género Aquilaria del que se extraen los productos de mejor calidad, pero dentro del mismo hay varias especies. La más nombrada es siempre la Aquilaria agallocha que crece en la India-de especial calidad en Assam- y suele nombrarse como única fuente del oud, sin embargo hay otras más como la Aquilaria malaccensis de Malasia o la Aquilaria crassna de Indochina.

Estos árboles pueden sufrir una infección de hongos (Phialophora parasitica) que provoca una respuesta inmune en el corazón del tronco del árbol, generando así una oleorresina muy olorosa. A este tipo de producto se le llama agar#1, y es sinónimo de un oudh de calidad. En algunas zonas estos árboles se cultivan de manera específica para obtener el preciado material, en muchos de estos casos, se tiende a acelerar el proceso haciendo incisiones en la corteza del árbol para que sea más susceptible al ataque fúngico, lo que se obtiene es un producto de menor calidad-mucho menos aromático- clasificado como agar#2.
El proceso natural es muy lento. La oleorresina comienza a surgir en los árboles a los 20 años en pequeña proporción pero hasta los 50 años no hay una proporción explotable, y se calcula que en torno a los 80 años el árbol habrá acumulado cerca de 7 ó 9 Kg de producto. Este proceso de envejecimiento incide directamente en la calidad del producto: cuántos más años, mayor cantidad de oleorresina y de mejor calidad porque se vuelve más y más aromática. En la práctica esto significa que existe un amplio rango de calidades y por tanto de precios. El oud de grado superior siempre se reserva a los círculos reales del Golfo Pérsico y de Lejano Oriente: históricamente siempre fue un producto vinculado a soberanos por su altísimo coste.
Según el período de envejecimiento el oudh se clasifica en:
Grado I Negro o Auténtico Agar: también llamado Piedra Negra, es el producto con mayor tiempo de maduración, con notas aromáticas muy pesadas. resulta un producto muy difícil de destilar y se exporta a Oriente Medio donde se usa como incienso. En el grado superior no existen variedades de color: es negro pero sí pueden darse variaciones en el sabor*.
Grado II Batang : es de color marrón y también se destina a inciensos.
Grado III Bhuta : de color marrón pero con tonos amarillentos, normalmente se destina a inciensos.
Grado IV Dhum : es el que menos años de maduración tiene, de color amarillo y el que se destina para la destilación del aceite esencial.

Pero la calidad del producto no sólo depende del tiempo de maduración, del nivel del oleorresina o de como se produzca ésta, también influye la variedad del árbol y las características propias del lugar en que crece.

*Tradicionalmente el oud en Japón se clasifica en 6 tipos, cuya calidad viene determinada por el sabor: a mayor calidad, mayor amargor. En el s.XVI Ashikaga Yoshimasa clasificó el oud- llamado jinko en Japón-en seis catagorías:
1.Kyara (el de mayor calidad) de la zona de Camboya y Urtman, con un olor suave y definido con un toque de amargor. Aristocrático.
2. Rakoku de la zona de Laos y Tailandia, con un olor áspero, penetrante y pungente pero normalmente amargo y notas que recuerdan al sándalo.
3.Managa de Malasia, con un olor ligero que cambia mucho y algo amargo. Ninguna de las cinco cualidades propias del olor del oud se detectan fácilmente.
4. Mannaban, no tiene un olor refinado y es especialmente dulce.
5. Sumentara de Sumatra es ácido de principio a fin.
6. Sasora tiene un olor frío y ácido al mismo tiempo y suele confundirse con Kyara.

Los parámetros del sabor para esta clasificación son:
-Dulce, cuando tiene un sabor que recuerda a la miel.
-Äcido, cuando recuerda a las ciruelas y otros frutos ácidos.
-Picante, cuando recuerda a los pimientos ahumados.
-Salado, cuando recuerda a las algas ahumadas.
-Amargo, cuando recuerda a un tónico de hierbas medicinales.

Para saber más consultar Oud II: el aroma

Anuncios