Etiquetas

, ,

Como señalaba en el post anterior, el perfil aromático del oud es muy variable porque existen en el mercado distintos grados de calidad. El aroma del oud no es fácil de describir con palabras pero sí de reconocer en las mezclas. La primera impresión cuando se huele es: Hmm…olor de madera, olor dulce…pero al momento comienzan a percibirse otros matices profundos que convierten a este material en algo único.

El Agar CO2 ( el aceite esencial se obtiene con una destilación en que se emplea CO2) retiene bien el auténtico carácter del oud: tras la primera impresión amaderada se encuentra un acorde muy característico con notas de seta y semilla de zanahoria: amaderado, dulce, fresco, herbáceo, terroso y especiado y a los que se van añadiendo una compleja combinación de olores que recuerdan al jazmín y un poco a las algas.

En el aceite esencial por extracción tradicional su salida es muy medicinal, después se desenvuelve un olor intenso y aéreo agudo, profundo, amaderado y matizado con tonos fríos pero dulces, de un sabor con algo de balsámico y algo que recuerda al cognac y una serie de notas terrosas muy tenaces. Pero resaltan otros matices más animalísticos que recuerdan al castóreo, junto con notas de labdanum (jara) y cuero húmedo-esta si que es una nota muy detectable- tiene toques dulces de madea de sándalo y madera de guayaco.
Cuando el aceite esencial no es de buena calidad su olor se simplifica, recuerda a otras maderas como el sándalo, el patchoulí mezclado con vetiver, pero la característica más singular es que da sensación de algo muy resinoso y áspero.

En perfumería el oud combina muy bien con otros materiales típicos de las recetas de incienso, con notas de miel, funciona muy bien con la rosa porque intensifica sus notas frescas al mismo tiempo que le aporta algo de dramatismo, es decir, crea claroscuro. Cuando se mezcla con patchoulí y azafrán el carácter se hace más seco. A pesar de ser un material muy potente, también es muy flexible.

El aceite esencial también se usa con fines terapéuticos; se usa en casos de depresión, de ansiedad o de insomnio, induce a la meditación y al relax y se considera un fuerte afrodisíaco: todos estos atributos son fruto de su capacidad sedativa ( contiene elementos de la valeriana). Además es uno de los pocos AE que se pueden aplicar directamente en la piel sin que irrite. La cantidad necesaria en disoluciones es mínima y su olor tiene una tenacidad de unas 10 horas.

Pero lo cierto es que encontrar un aceite comercial de calidad aceptable y precio razonable para un uso particular es práticamente imposible. El aceite de calidad a pequeña escala se consigue no tanto en los mercados de Oriente como en las granjas de los productores de Oriente, cuando el producto aún no ha pasado por intermediarios que rebajen su calidad. En Europa es un producto de demanda creciente en el ámbito de la perfumería…en qué grado de calidad se consiga es otra cosa pero sigue habiendo diferencias entre un AE de oud y el aroma reconstruido con químicos aromáticos que suelen tener un carácter más áspero.

Algunos perfumes con una nota de oud importante son: M7 de YSL, Euphoria Men Intense de Calvin Klein, Silver Rain de La Prairie, Cerrutti 1881 Black, Comme des Garçons-Sº Red: Sequoia, Czech& Speake: Dark Rose (reeditado esta primavera !), Tom Ford Oud Wood (con nota natural), Myrrhe Ardente de Annick Goutal y Midnight Oud de Juliet has a Gun. Y por supuesto la línea Oud de los perfumes Montale y Amouage.

Una curiosidad sobre el oud, parece ser que Luis XIV hacía que sus camisas se lavaran con una infusión de agua de rosas y oud; por otro lado los samurais perfumaban sus armaduras con el humo de la madera de oud para que la batalla les fuera propicia.

Para saber más sobre este material se puede consultar el artículo inicial Oud I: Las fuentes del oud

Anuncios