Etiquetas

aereo2

Que un eau de toilette sea un producto con menos fijación que otras concentraciones no quiere decir que no se pueda conseguir una fijación aceptable si se usa de un modo adecuado; en realidad, lo que no puede crear un EdT es una estela muy marcada…

Una buena fijación se consigue creando capas de perfume y perfumándose en diferentes partes del cuerpo. Y esto es válido para cualquier concentración que usemos, lo que tenemos que tener muy en cuenta es el carácter que adquiere la fragancia en nuestra piel para decidir cómo emplearla. Por ejemplo, el Eau d´Hadriene de Annick Goutal en muchas personas tiene una fijación corta: 2 ó 3 horas máximo, sin embargo en mi piel dura 6 e incluso 7 horas, dependiendo un poco de diversas circunstancias. Así pues es importante que cada uno conozca bien el comportamiento de sus perfumes.

Las capas van perfumando la piel con distintas intensidades. Para el día- cuando un eau de toilette resulta más apropiado- una de las mejores formas es comenzar con una ducha con un jabón o gel perfumados con nuestra fragancia; esto permite arrastrar bien de nuestra piel los restos de impurezas -que por sí ya crean olor- mientras deja un tenue halo de fragancia en la piel. El segundo paso es aplicar una leche o crema perfumada con la fragancia para sellar la piel y evitar la deshidratación. Muchas veces el perfume que elegimos no dispone de línea de baño, en ese caso se trata de usar en la ducha los productos más neutros que podamos encontrar. Llegados a este punto hacemos una primera aplicación de la fragancia misma: como los poros estaban dilatados de la ducha, penetra mejor en la piel. Ya vestidos podemos volver a perfumarnos con el EdT creando una nube con el vaporizador y girando en ella, aplicando en el nacimiento del cabello, el vuelo de la falda o el forro de una chaqueta-pero nunca sobre ropa clara porque puede dejar manchas.

Aplicar la fragancia en diferentes partes del cuerpo facilita la fijación porque la cantidad de grasa y humedad natural de nuestra piel es diferente en cada zona del cuerpo, esto significa que la velocidad de evaporación de cada zona es también distinta. Justo detrás de las orejas la piel es más fina y seca: es donde más rápido se evapora…pero podemos vaporizar sobre el escote creando una V, aplicar en la nuca y en la zona lumbar, zonas articulatorias como las muñecas, la zona interior del codo y las rodillas, el cabello (nacimiento, puntas o creando una nube pero con cuidado de no aplicar directamente porque el alcohol…).

El eau de toilette sirve también para refrescar la fragancia a lo largo de la jornada. Incluso para crear capas la noche previa a un día que hayamos decidido perfumarnos con algo con mucha presencia: tomando un baño perfumado y envolviéndonos en la fragancia la noche previa creamos una capa para luego aplicar los otros productos de un modo ligero al día siguiente, esto consigue que el olor sea suave para el entorno pero intenso en las distancias cortas.

Al final el arte de perfumarse se basa en la decisión de si queremos dejar una estela tras nosotros o dejar que nuestro perfume sea algo más íntimo…y eso es una decisión muy particular, pero recordad que la frescura se percibe como espontaneidad.

Anuncios