Etiquetas

, ,

yvesrocherroseabsolue

“Tomó el frasco en que estaba mezclada
la esencia persa de Atar-gul
y vertió su fragancia sobre
el artesonado polícromo y el suelo de mármol.
Las gotas que la juguetona muchacha dirigió
a través de la túnica reluciente de él
volaron inadvertidas sobre su seno,
como si aquel pecho fuese también de mármol”.
Lord Byron:
La esposa de Abydos

Tengo predilección por las rosas, por eso soy crítica con los perfumes de rosa: mi exigencia se dispara en busca de un pefume de rosa imposible…imposible porque está grabado en mi memoria, pero me agrada encontrar perfumes que recuerden en algo a esa idea de rosa que persigo.

Rose Absolue (2006) fue la segunda fragancia de la línea Secrets D´Essences de Yves Rocher, dedicada a perfumes monotemáticos realizados por perfumistas de renombre, con un plus de calidad en las materias primas porque se introducen algunos componentes naturales que dan más profundidad al conjunto.

Christine Nagel ( Narciso Rodríguez for Her, Miss Dior Chérie, Cartier Délices) suele basar sus composiciones en esquemas clásicos repletos de pequeños acordes muy compactos que densifican y oscurecen la fragancia.
En el caso de Rose Absolue la estructura base es la de un soliflore: la nota principal de rosa contorneada mediante pequeñas facetas. Pero partimos de una nota principal ya rica de por sí: la unión de la rosa búlgara que aporta una tersura rosácea única- aquí en pequeña dosis-la centelleante rosa turca y sobre todo la balsámica y especiada rosa de Marruecos con su carácter más meloso y oscuro. La perfumista se centra en acentuar dichos aspectos y en introducir dos elementos estructurales tradicionales que dan a la fragancia el plus de complejidad: en la base utiliza notas ligeramente amaderadas y terrosas con patchoulí que dan un toque achiprado mientras permiten la fijación, la difusión y la elevación del dulzor de la rosa; por otro lado dota de más cuerpo a la estructura al introducir el acorde rosa-violeta para dar una cremosidad muy familiar a esta fragancia.
Los pequeños acentos, a pesar de su cantidad se desenvuelven con un ritmo cadencioso para no romper con la idea de delicadeza. El toque especiado está muy resaltado con notas cinámicas y algo de clavo (eugenol), hay un ligero matiz verde frutal que recuerda a la manzana (se percibe mejor en el EdP),notas balsámicas de haba tonka y una pizca de vainillina se integran en el efecto empolvado a la perfección y crean un aura ligeramente orientalizante.

La concentración de extracto ( que no en todas las tiendas lo comercializan pero que se puede encontrar en la web) es más densa, más oscura y más sutil mientras que el EdP tiene una fragancia más aguda, más rosada, casi fuerte y bastante dulce. Ambas son interesantes y con una buena fijación, personalmente prefiero el extracto porque tiene más textura y está más redondeado-pero aclaremos que no es como un extracto de alta perfumería, está bien hecho pero no es lo mismo-.

Anuncios