Etiquetas

,

helena-rubinstein-retrato
*Helena Rubinstein con un chal amarillo, retratada en 1934 por Marie Laurençin.

Me encantan los perfumes que se mantienen en la tabla de estilos de la casa que los edita…no es lo más usual estos días, pero Wanted de Helena Rubinstein creo que representa bien la filosofía moderna de la casa. Vivir brillantemente es la propuesta de Helena Rubinstein desde que Demi Moore es la imagen de sus productos, en consonancia con la imagen de mujer fuerte, sensible y libre de la creadora, esa frase nos invita a adoptar una actitud audaz frente a la edad. La actitud que no la pose implica un estado mental.

Y brillante es exactamente esta fragancia desarrollada por Carlos Benaïm (Jasmin Noir de Bulgari) y Dominique Ropion ( Amor, Amor de Cacharel; Alien de T. Mugler; Carnal Flower de EP Frederic Malle). El punto de partida fue hacer una fragancia floral-amaderada…muchas fragancias de este tipo tienen una base fuertemente amaderada y las flores son algo para redondear; sin embargo, tuvieron la bonita idea de que la fragancia se moviera entre el aroma de la magnolia y la madera de un modo sutil, ligero, recogiendo en la fragancia el carácter elusivo y misterioso de la magnolia: a veces se deja oler, otras veces no. Así que la idea creativa central es exactamente eso, el centro mismo de la composición: magnolia, cedro y sándalo.

Se podría decir que el aroma de la magnolia en un sentido clásico resume la esencia de la perfumería: el equilibrio entre notas de jazmín, de rosa y de lirio de los valles (muguet) que crean un acorde floral frágil, al que se le añaden notas aromáticas. No es fácil de crear y digamos que en Wanted lo que se hace en realidad es recrear esa atmósfera de delicadeza, de sensualidad no inmediata en la que la flor desenvuelve su fragancia embriagadora- más que hacer el retrato-copia de la flor. Recordad esto cuando la probéis porque quizás os parezca muy suave: esa evanescencia es una propuesta estética.

La fragancia. La idea de colocar la nota amaderada como parte del corazón de Wanted, cuando normalmente está en la base, contribuye a esa sensación de perfume aéreo. El ylang-ylang selecionado es una destilación especialmente delicada que trabaja iluminando las notas entre el corazón y la salida. La salida en este perfume es especialmente larga y rica en notas, destaca el tono aromático que recuerda al tomillo, un tono muy pálido de miel y las notas frescas afrutadas y cítricas. Y tras esas notas solares, el iris con su tono floral ligeramente terroso y amaderado lleva el tema central hasta la base empolvada y ligeramente almizclada, construidas en torno a heliotropina (empolvada, almendrada), almizcles blancos ( diría Cashmeran) y notas avainilladas cremosas. A priori parece sencilla porque no tiene una textura muy marcada, pero en realidad es más como la obra de un pintor puntillista que construye volúmenes e imágenes por medio de puntos de luz que contrastan entre sí.

El frasco es un diseño de Herve Van Straeter:
HelenaRubinsteinWanted

Anuncios