Etiquetas

,

champaca1

Michelia champaca es el nombre científico de la Champaca dorada, un árbol de la familia de las magnoliaceas pero también relacionado con la badiana, nativo de la región del Himalaya, aunque actualmente se encuentra por toda la franja tropical de Asia. En la India es un árbol sagrado; se dice que Maya alumbró a Buda bajo este árbol y cerca de los templos es frecuente encontrarlo. El árbol florece durante la estación del monzón y en la primavera, entonces se llena de cientos de flores de color amarillo dorado que inundan el aire con su intensa y difusa fragancia. Las mujeres en la India frecuentemente adornan su cabello con esta flor que despliega sus pétalos y su aroma a lo largo del día. También se asocia a la divinidad hindú Kamadeva, una suerte de Cupido, que se representa disparando flechas cuajadas de flores entre las cuales la champaca suele estar en la punta.

Por su fabulosa fragancia esta flor es muy apreciada: con ella se fabrican guirnaldas, un attar muy preciado donde se infusiona con sándalo, y con vistas a un comercio más internacional se produce concreto, absoluto y esencia de Champaca CO2. Sin lugar a dudas ninguno de los productos puede capturar el aroma natural pues en las destilaciones siempre se pierden unas sustancias, se producen otras nuevas y además, en el entorno natural flotan partículas que hacen que para cada persona la flor tenga diferentes matices. Mediante técnica head-space se ha encontrado que en el espacio circundante de la Michelia champaca flotan moléculas de antranilato de metilo ( nota fresca de la flor de naranjo), indoles ( característico de las flores blancas, especialmente el jazmín), alcohol fenetílico, benzoato de metilo, sesquiterpenos y otras sustancias.
El aroma de la champaca suele ser descrito en términos paradójicos: intoxicante pero etéreo, frondoso pero radiente pero siempre se califica de olor rico, ultradelicado, glorioso … muy difícil de imaginar si no se ha experimentado. En su olor se adivina una mezcla de sus ascendentes más su propia unicidad. Conserva de las magnolias el tono floral frutal y de la badiana el toque especiado anisado, pero su faceta especiada va más allá, con notas apimentadas muy ricas. Sus pétalos exhalan un aroma increíblemente fino, con un dulzor extremadamente delicado que recuerda a la flor de naranjo y el ylang-ylang, pero también tiene matices rosados, de rosa de té ligeramente ahumada.
El alto coste del absoluto de champaca ha limitado su uso a productos de alta perfumería, el celebérrimo Joy de Patou estaba basado en el absoluto de champaca y recientemente Sire des Indes fue otra propuesta de la misma casa centrada en ese material. Isabel Doyen usó esta nota para facetar la gardenia de Un matin d´orage– ciertamente champaca y gardenia comparten matices- y la iconoclasta fragancia de Comme des Garçons Guerrilla también tenía esta nota.

Y es de nuevo Comme des Garçons quien propone una fragancia centrada en el absoluto de champaca dentro de su serie Luxe. Nathalie Feisthauer, la nariz detrás de esta composición, logra dotar a la fragancia de una vivacidad fresca y una naturalidad insólita; mediante la combinación de naturales y sintéticos consigue un potente efecto de respiración que sólo puede calificarse como pura mercadotecnia de los sentidos derivada del concepto de hiper naturaleza: puede que nunca experimentes el olor de una flor de champaca en la realidad pero puedes obtener una representación de ese olor gracias a un producto obra del hombre que te ofrece una percepción polisensorial del fenómeno.

El absoluto de champaca que es una esencia compleja y muy potente, es el fondo de la composición y aporta un dulzor cálido que está muy balanceado con las notas especiadas, muy presentes en toda la fragancia. La salida es fresca-floral y verde, en torno al linalool pero rápidamente muestra la faceta especiada, algo anisada y con notas de cardomomo pero sobre todo especiada en la dirección de la pimienta: primero una pimienta blanca aguda, luego una pimienta más rotunda y penetrante. La faceta rosada-magnoliácea está en segundo plano y se desenvuelve en el corazón de la fragancia, donde también hay una nota de hoja de magnolia similar a la de L´Instant de Guerlain; mientras hacia el fondo van dominando notas ligeramente amaderadas y empolvadas infusionadas en almizcles blancos. La raíz de angélica aquí es una nota bastante importante y detectable en casi toda la evolución, aporta matices suavemente avainillados, verdes herbáceos y sobre todo almizclados-florales; junto a este ingrediente natural otro importante es el absoluto de tuberosa que redondea la composición gracias a las notas cremosas lactónicas que aporta.

La fragancia está increíblemente bien hecha, muy equilibradas cada una de las facetas floral-especiada-amaderada-almizcada. Puede ser una buena opción para quienes busquen un perfume que contenga absoluto de tuberosa ( muy apropiado para el otoño) pero no como protagonista. La serie Luxe se puede encontrar en el espacio 90 Grados de San Sebastián o en la Barfumería ( compras a través de su página web o haciendo el pedido por teléfono, además tienen programa de muestras).

Anuncios