Etiquetas

, , , ,


Si Lolita (2009), la última fragancia de Lolita Lempicka se aparta de la estética feérica de sus antecesores y de los sabores declaradamente gourmand para adentrarse en un territorio extraño y familiar a la vez: esa especie de paradoja para mí encierra algo de surrealista que me encanta: un apartamento parisino lleno de cierto aire bohemio, con algún elemento de apariencia incongruente con esa cristalera de líneas rectas que juega a lo orgánico y con muchos elementos frescos, casi de campiña por los colores pálidos y los estampados florales… Realmente hay varios niveles de lectura tanto en la publicidad como en la fragancia; pero lo más llamativo es que Si Lolita-que ya con el nombre se presenta como una fragancia asertiva- se anuncia como la fragancia de una chica feliz (que no despreocupada) que está sana y tiene una piel satinada espléndida. Todo esto no es baladí, realmente Si Lolita es una fragancia de piel sensual, dulce, luminosa, cremosa, especiada, un poco pícara, también chocante y no carente de solidez.

Personalmente es de todas las fragancias de Lempicka, mi favorita, porque no es tan dulce y porque reinterpreta modelos clásicos con un enfoque que llamaré surrealista por el modo en que convierte lo familiar en extraño y le da otra vuelta de tuerca a la idea de abstracción floral.

Como era de esperar, el frasco es algo especial, un objeto de por sí, diseño de Micheal Charrier. Representa un trébol de cuatro hojas: símbolo de la buena suerte casi universal, donde cada foliolo encarna una de las cosas más preciadas por cualquier persona -se dice- aunque en distintas épocas y lugares esas cuatro cosas han variado, lo más tradicional es: esperanza, amor, fe y suerte. En el universo de Lempicka varía ligeramente la tradición y cada corazón del frasco simboliza respectivamente: el deseo de felicidad, el toque chic, los sueños y las flores… ….Y como última referencia cultural, en el lenguaje de las flores, el trébol de cuatro hojas quiere decir “se mío”. En conjunto todo parece estar diciendo “que no te falte decisión”.

La composición de la fragancia es obra de Christine Nagel y de Benoist Lapouza y principalmente juega no tanto a facetar notas como a desarrollar las facetas en un continuo, algo muy típico de Ch. Nagel, y que hace que no sea muy sencillo clasificar el jugo como algo claramente floral, especiado floral, oriental fresco o chypre especiado por nombrar lo más aparente. Además existen claras referencias a grandes clásicos de donde se toman ideas estructurales y digamos el tono de ciertas frases; mientras que de las fragancias más modernas bien hace algunas reseñas.

Las referencias más claras dentro de las clásicas es L´Air du Temps de Nina Ricci por su composición a base de salicilatos florales que permiten elevar bien la estructura creando un aura etérea y Aprés L´Ondée -ALO-(1906) de Guerlain de un modo menos evidente en cuanto al olor en sí mismo,pero recoge ciertas huellas olfativas que transmiten la misma idea de paradójica perturbación en ambas fragancias, con la diferencia de que el Guerlain es melancólico y el de Lempicka algo juguetón y algo bohemio. Esas huellas son:

El juego que establecen las notas del limón y el heliotropo en ALO,, en Si Lolita se manifiestan más hacia la base con las notas de heliotropo y elemí, una resina con un olor que recuerda al pino y tiene una faceta alimonada importante.

El corazón floral especiado (clavel, violetas) de ALO, en Si Lolita se plantea de un modo más abstracto pero se perciben notas de clavel junto con nuez moscada y notas de alhelí, una nota floral no muy usada actualmente, cuyo olor puede recordar en ocasiones a la violeta o al clavo. Aunque en el Lempicka el tono especiado va de principio a fin. Realmente comparten esa idea de floral medio amargo ( cierta notas verdes herbáceos), medio dulce, de gran delicadeza. Pero en Si Lolita es todo luminoso y abstracto.

La base empolvada, almendrada y casi merengada de ALO, en Si Lolita es compleja y profunda, pero sensual y sutil a la vez. Tiene un aspecto empolvado ligero gracias al heliotropo y la vainilla pero recoge el aspecto gourmand desarrollando una nota lechosa realmente delicada y cálida.

También en ALO hay un ligero toque oriental de resinas etéreas que bien refleja Si Lolita con el elemí y una nota suave ambarada.

De las referencias modernas las notas especiadas en la salida citan a Jungle L´Elephant de Kenzo obra de Dominique Ropion quien también hizo Alien de Thierry Mugler, donde el Cashmeran es el ingrediente clave de la composición. El Cashmeran es un ingrediente que aporta notas almizcladas cálidas, suaves y profundas, además de permitir que la fragancia se expanda, respire; en Alien, este ingrediente unido al jazmín sambac crea un sabor peculiar y una textura casi opalescente, y es esa textura la que se traduce en Si Lolita, donde el corazón floral sutil y etéreo, es a la vez chipeante y nebuloso. En último lugar, la magnifica nota de piel, compleja y sensual, en que Si Lolita se convierte me recuerda a la idea de piel que Maurice Roucel quiso recrear en Dans Tes Bras para Editions de Parfums Frederic Malle, pero sin la nota salada metálica. A pesar de todo esto, se supone que la idea detrás de Si Lolita era reescribir un tema clásico masculino de chypre especiado en clave femenina.

Si Lolita es interesante por lo inexperado que es, y si se le da la oportunidad, se descubrirá que también es muy sensual, algo bohemio, algo chic, más sutil de lo que se pueda pensar y particularmente rítmico, una característica especialmente señalable en una fragancia donde muchas de sus notas han tenido que recrearse por medio de reconstruciones con químicos aromáticos porque no hay disponible el ingrediente proveniente del material natural. Buen ejemplo son las notas florales poco usuales hoy en día que hay en esta fragancia: alhelí ( una flor nocturna muy ligada a la tradición española), guisante de olor (muy presente en los jardines) y heliotropo.

Anuncios