Etiquetas

, ,

El jacinto, al igual que otras flores de primavera que se desarrollan a partir de un bulbo ( tulipán, crocus, narciso) es nativo del Mediterráneo oriental y Oriente Medio, territorios donde crecía de manera espontánea en forma de pequeña planta de campanillas azules extemadamente fragantes. Esta humilde planta era muy apreciada en la Antigüedad por su belleza y fragancia: los griegos describían su aroma como refrescante y vigorizante de la mente cansada. Queriendo explicar la belleza de esta flor, y la de otras flores, las antiguas civilizaciones narraban pequeños dramas humanos que tenían como resultado la transformación de una tierna criatura malograda en una flor que la rememorara. Así el jacinto tiene su mito, aunque los autores no se ponen de acuerdo al afirmar si la flor brotó de la sangre del joven espartano Hyakinthos o del guerrero Ayax.

Algunas flores de bulbo cultivadas hoy en día son casi iguales a sus ancestros, pero otras no tanto pues han sufrido grandes transformaciones a lo largo de los siglos a base de hibridaciones. Las plantas modernas son más largas, más fuertes, con colores más vivos que sus ancestros…obviamente esto también influye en su aroma que se vuelve más “sofisticado”. El jacinto es uno de estos ejemplos.

Durante siglos el jacinto ha anunciado la primavera con su dulce perfume herbáceo, por lo que fue tan apreciado. Gracias a las nuevas técnicas de investigación genética, las clasificaciones científicas se están volviendo más específicas, de modo que el jacinto que era antes parte de la familia de las Liliaceae, actualmente se considera que tienen rasgos distintivos suficientes como para formar la familia de las Hyacintaceae. Se habla de tres especies principales de Hyacinthus: H. litwinowii; H. orientalis y H. transcaspicus. Se supone que el jacinto conocido por Homero, Virgilio y otros autores clásicos fue el Hyacinthus orientalis. Ese jacinto era una planta humilde, con sólo unas quince flores azules solitarias distribuidas a lo largo de un eje central. Su cultivo en Europa cesó tras la época romana hasta que fue “redescubierto”.

Los primeros bulbos llegaron desde Persia a Inglaterra en 1560 y cien años después los holandeses habían desarrollado ya 100 variedades, actividad fruto de una fiebre similar a la que despertaran los tulipanes. En 1573 el doctor alemán Leonhard Ravwolf que visitaba Turquía con la embajada alemana recolectó varios ejemplares de bulbos de los jardines otomanos. Los bulbos comenzaron a someterse a distintos experimentos e hibridaciones hasta lograr una especie completamente florida, de más de sesenta campanillas en racimo, conocida como jacinto holandés. Actualmente existen más de 1000 especies, algunas con racimos de más de 100 flores.

En el s. XVII Madame Pompadour-amante de Luis XV- ordenó llenar los jardines de Versalles con jacintos holandeses: se pusieron de moda y se extendió como planta ornamental en los jardines de la élite francesa e inglesa, como símbolo de estilo y elegancia. Además dio lugar a un comercio muy lucrativo. Algunas variedades llegaron a alcanzar precios astronómicos: en el s. XVII se pagaban hasta 200 libras en Inglaterra por un bulbo-era un artículo que muy pocos se podían permitir- sin embargo, los precios fueron bajando hasta las 10 libras/bulbo ya a finales del siglo XVIII, lo que significó la popularización de la planta, hasta forzar su floración en interiores cultivándose en jacinteras o recipientes de cristal- muy, muy populares-. Los jardineros holandeses tenían un alto grado especialización y ponían mucho mimo en sus retoños: conseguir un bulbo de calidad para el mercado podía llevar 4 años de maduración. Y las modas dictaban qué cultivar…un ejemplo de esto son los jacintos de doble pétalo. El doble pétalo se produce por una mutación genética espontánea y era algo frecuente que los horticultores detectaban ya en el s. XVII, pero estos ejemplares se descartaban al considerarse de inferior calidad. Poco a poco empezaron a llamar la atención de los gustos caprichosos y a base de hibridaciones se logró un catálogo de más de 200 ejemplares de doble pétalo, incluyendo aquellos bicolores-dato que se registra en los catálogos holandeses de fines del S XVIII; pero en la época victoriana tardía los gustos cambiaron hacia flores más sencillas y poco a poco fueron desapareciendo del mercado.

Hoy en día Holanda sigue siendo el principal productor de bulbos pero también se produce allí el 90% del absoluto de jacinto- de olor verde,dulce,floral-empleado en perfumería fina, especialmente en perfumes florales y orientales. Hubo un tiempo en el que Grasse también era productor se un AE de jacinto famoso por sus frescor. No obstante, es un producto caro y se tiende a usar sintéticos para reconstruir su aroma.

El aceite esencial de jacinto es rico en alcoholes aromáticos, destacando el alcohol de bencilo, el alcohol fenilpropílico y el alcohol cinámico (de olor fino y balsámico,esta es una nota que la flor de jacinto comparte con las lilas) y también rico en ésteres como el acetato de bencilo, el salicilato de metilo o el benzoato de bencilo. Algunos de estos componentes son típicos de las fórmulas clásicas para construir una base de jacinto. Las bases (son como un mini-perfume dentro del perfume) se utilizan en perfumería para aportar profundidad y textura en general y apoyar una nota principal. Por ejemplo, uno de los químicos aromáticos más populares para la nota de jacinto es el fenilacetaldehido (nota verde), que puede ir reforzado con una base de jacinto y/o aceite esencial de jacinto.

El perfil característico del aroma del jacinto es dulce- verde, herbáceo-especiado y balsámico, y una nota algo frutal que recuerda a la mandarina. Es la mayoría de las veces una nota de salida-una historia más o menos breve- con un fuerte carácter verde que puede arrastrarse hacia otras fases de la evaporación con aromas parejos como en Hyacinth and Bluebell de Floris o como en Grand Amour de Annick Goutal y Chamade de Guerlain, ambos magníficos perfumes.

Algunos perfumes con una nota importante de jacinto son: Vent Vert de Balmain, Nahema de Guerlain, Samsara de Guerlain, Nº19 de Chanel, Cristalle EdT de Chanel, Chance de Chanel, Anaïs Anaïs de Cacharel, Un Jardin sur le Nile de Hermés, Paris de YSL, Fidji de Guy Laroche, Private Collection de Estée Lauder ( original), White Linen de Estée Lauder, D&G Sicily, A Scent de Issey Miyake, Parfum d´Eté de Kenzo, First de Van Cleef & Arpels, Gió de Giorgio Armani, Acqua di Gió y Hyacinths and A Mechanic de Andy Tauer.

Anuncios