Etiquetas

Coma ya mucha gente sabe, durante la Edad Media los conocimientos médico-botánicos se cultivaban en los huertos privados de las Cortes y los Monasterios, en cuyas bibliotecas se atesoraban recetarios y libros sobre regímenes de salud que exponían las normas higiénicas apropiadas. Lo cultivado en estos huertos o jardines servían para preparar medicamentos siguiendo antiguas fórmulas y añadiendo ideas propias, estos productos fabricados eran luego usados en las enfermerías y hospitales a cargo de las Órdenes religiosas o por los médicos de Corte.

Santa María Novella albergó desde el s. XIII un huerto y un laboratorio creados por los frailes dominicos llegados a Florencia en 1221; sus productos fueron rápidamente apreciados por sus eficacia, de modo que su fama creció y se abrió al público un despacho en 1617, bajo la dirección de Fray Angelo Marchissi, a quien el Gran Duque le otorgó el derecho y el honor de llamarla Botica de Su Alteza Real ( Fonderia di Sua Altezza Reale). Suposo el nacimiento de la Officina Profumo- Farmaceutica: despacho de esencias, pomadas, bálsamos, aguas , licores, jabones y otras preparaciones. A partir de ese momento la fama de productos allí creados no hizo sino acrecentarse llegando a lugares tan remotos como China, India o Rusia.

Los locales situados en Via della Scala, cerca de la plaza de Santa Maria Novella, además de seguir siendo lugar de despacho, y hasta hace pocos años también centro de producción, son actualmente salas museo. Visitar la Officina Profumo Farmaceutica no es sólo tener la oportunidad de conocer los productos en su lugar de origen, sino también poder visitar un lugar lleno de tradición e interés para lo aficionados a esas curiosidades:la colección científica de la época se expone a través de las distintas salas, el jardín aromático o la biblioteca (Sacristía o Stanza dell´Acqua– usada hasta el s.XVIII como Aromateria, donde se conservaban las aguas destiladas-) en la que todos los libros allí conservados se pueden consultar.


*La Sala llamada Erboristeria o Antica Spezieria

En el momento en que se abrió el despacho al público, los productos se vendían en la llamada Antica Spezieria o actual Erboristeria. A ella se accedía desde el Claustro Mayor del convento. El mostrador que hoy vemos es original del s. XVIII; los techos y paredes están estucados con el repertorio típico diciochesco de animales fantáticos y guirnaldas de frutas y flores, un tema que se repite en la talla de los muebles.


*Sala de Ventas

Tras la confiscación de los bienes de la Iglesia en 1866 pasa a ser propiedad del Estado que la cede a Cesare Augusto Stefani, sobrino del último fraile director de la Officina; desde entonces cuatro generaciones de la familia se han sucedido en la dirección.


*Sala De Ventas

La actual Sala de Ventas era la antigua capilla gótica del hospital donada por la familia Acciaioli en agradecimiento a los monjes por una curación; esa capilla estaba dedicada al patrón de la familia donante: San Nicolás de Bari. En 1848, con la necesidad de un salón de ventas más adecuado a la creciente demanda, se acomete la transformación de la capilla por obra de Domenico Beni, quien decide conservar los elementos de arquitectura gótica, añadiendo otros en estilo neogótico; el techo se decora con frescos de Paolo Sarti representado los Cuatro Continentes a la manera tradicional antropomorfa, en referencia a la gloria de la Farmacia por todo el mundo. Transformada entonces la Sala de Ventas, la entrada oficial se translada a la Via della Scala, donde está actualmente.


*Sala Verde

La Sala Verde fue edificada entre 1335-1337 entre la enfermería y la capilla del convento, y desde 1542 albergó el laboratorio, pero en 1706 se convierte en la sala de recepción para los clientes, donde se servían las especialidades de la casa:
-Licor Alkermes, una bebida especiada y pungente la receta de 1743 de Fra Cosimo Buccelli.
-Elixir China que ayuda a las digestiones pesadas.
-Licor de Chocolate, era sin duda la bebida de moda entonces.
La Sala Verde, que da al jardín, funcionaba también como un lugar de encuentro y conversación al estilo de los Salones de literatos e intelectuales. La sala está circundada por los retratos de todos los directores de la Officina desde 1612, comenzando por Fra Angelo Marchissi quien elaboró la conocida receta del Acqua Antisterica o Acqua di Santa Maria Novella. También hay un retrato de Galileo Galilei.

*Sala Verde

Los perfumes de Santa María Novella, se caracterizan por una formulación de corte tradicional y están mezclados a mano. Ese acabado artesanal se refleja en el carácter de sus fragancias: muy cálidas pero limpias y transparentes, con estructuras aparentemente sencillas pero vibrantes. Además de las fragancias, de las que hay una amplia gama: dulces como Iris-una de las más vendidas- o Rosa, frescas y chispeantes como Caprifoglio , hay también deliciosos jabones artesanales a base de leche o la crema de jabón Vellutina que es hiperhidratante, bálsamos, champúes y aromas para la casa ( Put-Pourri de hierbas y flores, velas, etc).

En España existen tres tiendas de Santa Maria Novella (Madrid, Barcelona, Valencia) junto con otros establecimientos autorizados oficialmente que comercializan partes de la gama:

Madrid: C/ Almirante, 26. Tlfno: 915 21 78 71.
Barcelona: C/ Espasería, 4-8. Tlfno:932 68 02 37.
Valencia: C/ Abadía de San Martín, 4. Tlfno: 963 94 23 34

Anuncios