Etiquetas

, , , ,


*Papel decorativo creado por W. Morris: Pájaros y Granadas.

Melograno (Granada) fue creado en 1965 y es una de las aguas de colonia más populares de Santa Maria Novella, tanto que existe una línea completa de baño y productos para la casa; pero es también un tipo de olor muy característico: clásico, apotecario, limpio, potente.

Evoca la fragancia de un jabón realmente caro a la vez que recuerda a un antiguo perfume español muy característico y popular que aún hay en algunos tocadores…pero en el fondo encierra algo de la naturaleza del aroma de la granada: cierto contraste de textura y de caracteres; y desde este punto de vista podemos decir que es un retrato imaginario y estilizado del aroma de la granada pero no un perfume frutal en sí mismo.

El fruto de la granada se caracteriza por una piel dura con un aroma verde ligeramente empolvado que encierra una pulpa vinosa y acidulada. Acqua di Colonia Melograno mantiene esa dualidad dulce versus empolvado…y digo versus porque en esta fragancia estas cualidades no están ligadas como en otros perfumes de corte cosmético sino que vibran al unísono creando un efecto original: el efecto realmente distintivo de esta composición.

La fragancia pertenece a la familia de los florales-aldehídos ( Nº5 de Chanel, Arpége de Lavin) sin el acabado superpulido y sofisticado pero manteniendo el esquema tradicional: salida aldehídica-corazón floral-fondo empolvado seco. La salida, de hecho, puede ser un shock ya que tiene un nota muy, muy potente con el tono ceroso típico de un tipo de aldehído; pasada esa impresión y dejando que se aposente en la piel se puede distinguir mejor que en su corazón encierra una nota de rosa afrutada (tipo fresa) y una de iris penetrante y empolvada, arropadas por una buena dosis de almizcles y heliotropina en la base. Más aún, hay un par de notas secas, oscuras y ahumadas que crean un fondo oscuro sobre el que se desenvuelven el resto de notas con distintos grados de brillo, creando un efecto claroscurista interesante. Esas notas alejan un poco la composición del campo de los perfumes cosméticos y lo acercan más al perfil de las fragancias vintage, se trata del matiz resinoso-terpénico del incienso y de la nota ahumada y oscura de la isobutil-quinolina (de la que hablaré más adelante) que dan cuerpo y peso.

Muschio d´Oro es otra opción dentro de la gama de Santa Maria Novella que podéis probar si os gustan este tipo de fragancias pero queréis algo más especiado: desarrolla un perfil parecido, con un contraste más marcado entre las notas frescas y las notas cálidas pero es menos aldehídico y bastante más almizclado (menos cosmético, también).

Sobre Officina Profumo Farmaceutica Santa Maria Novella y puntos de venta en España podéis leer más en el post que le dediqué anteriormente, pinchando aquí.

Anuncios