La gata sobre el tejado de zinc, De repente el último verano, Gigante, Ivanhoe, Mujercitas, Una mujer marcada, ¿Quién teme a Virginia Wolf?, Doctor Faustus, Cleopatra…para ella el resultado final de esta película nunca le pareció el mejor de los posibles pero se convirtió en un fenómeno a nivel de cultura popular reflejado en libros, moda y sobre todo en un tipo de maquillaje: supuso la renovación de su imagen icónica de los años 50´s a los años 60´s.

</
En cierta ocasión se definió a sí misma como un ejemplo de lo que una persona puede llegar a atravesar y superar.


Retratada por Avedon


Interpretaron juntos algunas de sus mejores películas en mi opinión: arriesgadas, conmovedoras, intimistas, de cuidada producción. Muchas veces se dijo que Richard Burton era un gran actor y muchas veces se infravaloró la capacidad interpretativa de su mujer quizás porque la belleza extrema es una cosa difícilmente comprendida, sin embargo él estaba convencido de que ella era una gran actriz prisionera de los estereotipos de Hollywood. Junto a él ella tuvo la oportunidad de interpretar con mayor libertad y de mostrar que tenía un registro interpretativo muy humano, amplio, versátil.


Encarnando el espíritu de Helena de Troya en Doctor Faustus (1967)


Una de mis películas favoritas de Elizabeth Taylor es La mujer indomable dirigida por Franco Zefirelli en 1967, no sólo porque me guste la comedia de Shakespeare sino porque creo que es la mejor interpretación de la fiera Kate, con el punto justo de humor, ternura y pertinaz actitud. En 1965 hizo otra interpretación magistral con Richard Burton, una de sus películas más intimistas y bellas: Castillos en la Arena.


Su perfume White Diamonds-lanzado en 1991-desde entonces best-seller. Pero en realidad, también en este campo rompió estereotipos ya que ella fue la primera actriz en tener una línea entera de perfumes: Passion, Violet Eyes,Black Pearls, Forever Elizabeth, Diamonds and Emeralds, Gardenia…

Anuncios