Etiquetas

*Versión esquemática y no actualizada de la Rueda.
La premisa de la que parte la clasificación de los perfumes de M. Edwards es que una fragancia tiene un carácter definido, que se percibe como una sensación global. Todos creemos saber lo que nos gusta pero no resulta tan sencillo explicarlo, y menos aún encontrarlo. En el plano de los perfumes todos tenemos aromas predilectos, muchos de ellos seguramente son aromas recordados.

El problema siempre es cómo poner en palabras esa predilección. En el mundo de los perfumes podemos asumir que cada familia tiene una gama de olores característicos, determinados por el acorde dominante que forma el núcleo de la fórmula. Entender cada familia de fragancias y su personalidad nos ayuda pues a entender un poco más nuestra propia preferencia, facilitando así la expresión de lo que queremos y más importante aún, lo que no queremos.

Como decía en Un denso misterio, existen múltiples sistemas de clasificación relacionados con las fragancias y los olores. La más popular y aceptada por la industria hoy en día es la de Michael Edwards porque es comprensiva (abarca ampliamente las familias de perfumes) y es ágil de usar ( está diseñada para que la gente afín a la industria y el comercio de los perfumes pueda usarla), de manera que se ha convertido en un importante instrumento para la comunicación entre especialistas, vendedores y clientes.

El antecedente de la Rueda está en una guía de Firmenich de los 70´s donde las fragancias se clasificaban en familias y después en grupos. Michael Edwards comenzó a interesarse por crear una herramienta que pudiera mostrar la relación entre las familias y servir para aconsejar a los clientes. Nació por tanto unida al sector comercial. El germen de la Rueda comenzó en 1984, con una clasificación de fragancias femeninas mediante el criterio fresca, rica, clásica y crisp ( traducible por limpio- crujiente-vigorizante). Ese criterio se mantiene actualmente como el último matiz de la clasificación.

El modelo que fue evolucionando y enriqueciéndose progresivamente (al principio sólo contemplaba orientales frente a florales), se interpretó gráficamente en 1998, dando lugar a la famosa Rueda. La versión actualizada se puede consultar en la página de Fragrances of the World (copyright) o en el libro (mismo nombre) que cada año M. Edwards edita a modo de guía de perfumes. Por supuesto nada de esto está traducido al castellano…

El orden de la rueda recoge la conexión que existe entre las tres familias tradicionales de fragancias: floral, oriental y amaderado (woody), añadiendo las frescas(fresh). Estas se sitúan en la parte externa del círculo. Cada familia se subdivide en tres grupos, representados en el interior de la rueda. A su vez, cada subgrupo divide las fragancias atendiendo a las notas más específicas en otros 4 subgrupos: fresco, rico, clásico y vigorizante-crocante (crisp), esta última parte sólo aparece en el libro.

De esta forma si hay una fragancia que te gusta mucho, buscas en el índice del libro a qué familia, dentro de la famillia a qué subgrupo y a qué tipo de notas, y tendrás una lista para probar. Dicho esto, la Rueda es sólo una herramienta práctica que nos puede guiar en la búsqueda, pero no es un oráculo de la verdad. En general, es fácil que haya varios subgrupos diferentes por los que una misma persona se sienta atraída, es díficil que a una persona le gusten absolutamente todas las familias de igual forma- aunque puede haber tipos muy específicos en cada una que sí-.

Para entender la Rueda se recomienda estudiar primero las características generales de cada familia comenzado por los Frescos, el paso a los siguientes grupos se caracteriza por la presencia de notas concretas ( aldehídos, vainilla, especias, etc). Lo que viene a continuación es sólo información a grandes rasgos:

FAMILIA DE FRAGANCIAS FRESCAS: engloban las cítricas, las marinas-acuáticas, las verdes y las notas frutales.- En ese orden (ha variado con los años) concreto se comienza la lectura.

-Las fragancias cítricas están dominadas por notas cítricas típicamente mediterráneas como la bergamota, el limón, la naranja o más orientales como el yuzu y las naranjas chinas (kumquat). Son olores refrescantes entre los que se puede añadir las fragancias inspiradas en el té. Ej: Eau Sauvage de Dior, Eau de Rochas, CK One de Calvin Klein.

-Las fragancias acuáticas típicas de los 90´s evocan olores marinos, oceánicos con un olor característico de aire puro y frescor vivaz. El concepto inicial era reflejar la atmósfera húmeda que queda tras una tormenta, actualmente es más frecuente que sólo represente una faceta de la composición. Ej: Acqua di Gió de Armani, Eau d´Issey.

-Las fragancias verdes añaden a la base cítrica notas de hierba recién cortada, notas que evocan el follaje de las plantas. Son notas potentes y ásperas. El acorde clásico deriva del galbanum, pero hoy en día hay notas verdes más ligeras como las notas de absenta, mojito, etc.Las notas verdes dan un carácter más asertivo a las composiciones. Ej: Vent Vert de Balmain, Eau de Campagne de Sisley.

– Las fragancias frutales en la Rueda se asocian de forma específica a los frutos rojos, mezcla de dulzor y acidez con un efecto jugoso. Ej: Byredo Pulp. Esta categoría se añadió en 2008. La localización entre floral y verde procede de un estudio de M. Zarzo & D. Stanton.

FAMILIA DE FRAGANCIAS FLORALES: recrean la sensación de las flores frescas recién cortadas, pueden ser más ligeros y más densos.

-Los florales clásicos son los bouquets complejos o soliflores. Ej. Diorissimo de Dior, Paris de YSL.

-Los florales suaves derivan de los florales añadiendo aldehídos, vainilla e iris, dando lugar a un retrato más abstracto del olor de las flores.Ej: Chanel Nº5, Arpége de Lavin.

-Los floral-orientales son composiciones en las que se incrementan las especias dulces y la flor de naranjo, con una base ya más rica. Ej: L´Heure Bleue de Guerlain, Boucheron by Boucheron, Grand Amour de Annick Goutal.

FAMILIA DE FRAGANCIAS ORIENTALES: las notas orientales van siendo cada vez más dulces y pesadas, haciéndose las fragancias más ricas y profundas, más oscuras también.

-Los orientales suaves se diferencian de los floral -orientales en que se añaden notas más dulces de ámbar y notas de incienso cálido. Son aterciopelados. Ej: Opium de YSL, Coco de Chanel.

-Los orientales propiamente dichos son pesados, dulces, con profusión de notas de vainilla, notas florales ricas y suntuosas, resinas y almizcles. Son los más cálidos.Ej: Shalimar de Guerlain, Must de Cartier.

-Cuando se enriquecen con notas de sándalo y patchoulí hablamos de orientales amaderados, que serían el reflejo inverso de los floral -orientales: remarca la parte más oriental de estos. Ej: Samsara de Guerlain, Feminité du Bois de Serge Lutens. Ysatis de Gyvenchy Noir Epices de Frederic Malle.

FAMILIA DE FRAGANCIAS AMADERADAS:en este grupo se incluyen los tradicionales perfumes Chypre, siendo una familia más identificable con las maderas musgosas pero que puede tener límites más amplios, con notas características de bergamota, rosa, jazmín, musgo, patchoulí y labdanum.

-La maderas aromáticas tienen un carácter más fresco; la armonía clásica incluye notas de pino, cedro y vetiver. Actualmente las maderas exóticas han ampliado la paleta perfumística ( teka, oud, etc). Ej: Cedre de Serge Lutens.

-Las maderas musgosas (~chypre) es el grupo más complejo, dominado por notas “forestales” de carácter más moderado pero sensual a la vez, caracterizado por el contraste entre lo cálido de la base y el frescor de la salida. Ej: Cristalle de Chanel, Miss Dior, Mitsouko de Guerlain.

-Las maderas secas (~perfumes cuero) parten del esquema chypre pero añaden notas de tabaco, cuero, notas tostadas en la base y suelen tener un carácter más animalístico y sombrío. Ej: Epic Man de Amouage, Eau d´Hermés.

FAMILIA DE FRAGANCIAS FOUGÉRE-AROMÁTICO: tradicionalmente este grupo estaba situado en el centro de la rueda por contener características de otros grupos como son el elemento dulce especiado de los floral-orientales, la nota rica ambarada de los orientales y las notas de musgo y sándalo de las maderas musgosas junto a una elevada dosis de lavanda que le da el carácter definitivo. Pero desde la edición del 2010 esta familia se sitúa entre las maderas secas y los cítricos. Ej: Jicky de Guerlain, Cool Water de Davidoff, XS pour Homme de Paco Rabanne.

Bien, lleva un tiempo hacerse con este esquema, y es bueno usarlo como referencia mientras se profundiza en el estudio de las familias de fragrancias con más detenimiento porque marca claramente los elementos distintivos de cada grupo. Pero es importante mantener siempre en la mente que es una herramienta, no un credo. Más adelante iré editando otros post relacionados con este tema, pero serán más específicos, por el momento os dejo esta visión general. Un ejercicio interesante es coger dos fragancias del mismo tipo y tratar de retener la forma general para luego comparar con otra familia e ir anotando las diferencias que se perciben.

Anuncios