Etiquetas

Emparejar perfumes para crear un olor personalizado es siempre un tema delicado. Si bien no soy del todo partidaria de esta práctica, pues pienso que un perfume en sí mismo debe ser una historia completa, la idea de vez en cuando enciende la curiosidad por la búsqueda de algo diferente.

Algunas marcas promueven esto creando fragancias que en teoría se pueden combinar para hacer un tercer perfume. Etro y la línea Alla Corte del Re de Nobile 1942 son un ejemplo, o la colección Les Orientalistes de Annick Goutal. Pero esos productos ya están creados con esa idea y siguiendo unas reglas para que puedan funcionar. Y este post está pensado más bien para remarcar algunas de esas reglas elementales, explicar las combinaciones que yo he probado y dejar algunas ideas para quien desee experimentar por su cuenta.

Las combinaciones pueden ser variadas, pero no deberían de usarse más de dos olores diferentes:

– Usando dos fragancias.
– Usando una fragancia y un producto corporal perfumado diferentes.
– Aplicando distintos olores en diferentes partes del cuerpo, como el cabello y la zona de las rodillas.

Sea cual sea la opción elegida hay que tener en cuenta algunos principios básicos. Subrayo lo de básicos.

-Para que las fragancias combinen bien deben de ser olores compatibles. Esto supone conocer algo sobre cómo combinan entre sí ciertos olores o entender los matices de una materia protagonista de un perfume para acentuar algo. Por ejemplo, la rosa va bien con la violeta o con los frutos rojos.

– Los olores no deben competir entre sí: deben de complementarse. Para que esto sea así usando dos productos acabados, uno de ellos debe de ser más complejo y jugará el rol principal ej: un perfume amaderado suave y otro debe de ser más sencillo y ligero para acentuar o variar algo ej: un perfume cítrico o un soliflor.

-Otro aspecto a sopesar para evitar la competición de olores es tener muy en cuenta la intensidad y fijación del producto, y aplicarlos en consecuencia. Lo más recomendable es que uno de los productos se use con mayor profusión y el otro sea aplicado con mano de hada.

– Las estaciones frías pueden ser el mejor momento para estos experimentos ya que los perfumes se cierran con el frío revelando menos notas a la vez.

Dicho esto cabe la posibilidad de combinar olores de un modo más indirecto y sutil: creando una capa anterior. Es una opción por la que se puede optar cuando se tiene muy claro el perfume a usar al día siguiente. En Usando perfume. Eau de Toilette , lo había sugerido para llevar un perfume fuerte. La misma técnica se puede aplicar para la combinación, especialmente usando productos corporales y fragancia. Un ejemplo- y además una de las pocas combinaciones que uso- es tomar una ducha con el gel de higos de Korres y aplicar la crema corporal de la misma gama para ir a dormir cuando al día siguiente tengo la intención de usar Mandragore de Annick Goutal…no sé que pensarán los otros pero a mí me gusta el efecto de esta combinación en invierno, sencillamente es reconfortante. Pienso que funciona porque el gel de higos de Korres es bastante amaderado y especiado. Si sabéis utilizar aceites esenciales, diluyéndolos en un aceite base, podéis usar la misma técnica para hidratar el cuerpo con algún aceite de buena calidad -en lugar de crema-.

Mis otras combinaciones también se basan en productos de Annick Goutal.

Encens Flamboyant de Annick Goutal en mayor proporción y vaporizado, combinado con Eau d´Hadrien EdT aplicado a toquecitos en áreas cercanas, pero sin sobreponerse. Y ese es otro principio básico: las fragancias se pueden aplicar muy cercanas, superpuestas no, por favor.

-Cuando opto por las cremas de Rose Splendide tanto facial como corporal, cuyo olor de rosa fresca y verde es una delicia, como tienen una fragancia bastante durable en mi piel, las combino con Vanille Exquise aplicada en la ropa y vaporizada formando una nube antes de salir de casa.

Mis experimentos están lejos de ser arriesgados porque normalmente tampoco siento la necesidad de que mis perfumes sean diferentes. Los perfumes que tengo, los tengo porque me gustaron tal como eran desde el principio. Es más bien un deseo de llevarlos de otro modo de vez en cuando, de variar un poco la experiencia. Creo que definitivamente esa es la clave para combinar fragancias buscando la variación del producto mediante otro producto que sea versátil en su uso con el fin de acentuar o suavizar un matiz, aumentar el frescor o el volumen de una fragancia, pero no buscar algo totalmente diferente. Por tanto es más adaptar la fragancia a un uso concreto de una estación. Bueno, esa es mi idea. He aquí algunas sugerencias:

Gaggia de Santa Maria Novella es un soliflor de mimosa, de olor ténue y meloso muy agradable que podría servir para potenciar un perfume ambarado o gourmand suave, especialmente con notas de almendra. También puede probarse con una fragancia de violetas afrutadas.

La Violette de Annick Goutal que es muy fresca y con acentos verdes y de frutos rojos se puede combinar con un perfume frutal suave o de rosa transparente como es Petite Chérie para obtener una rosa más corpórea. En general otros perfumes sencillos de violeta como Berdoues pueden probarse con perfumes de rosa afrutada con Trèsor.

Neroli de Diptyqye, que es tan transparente, es seguramente la fragancia más segura para refrescar muchos perfumes. Bois d´Orange de Roger & Gallet es otro ejemplo. Y en general olores cítricos ligeros sirven para este propósito, combinando especialmente bien con elementos ambarados o amaderados.

-Las aguas de tratamiento tonificantes para la piel son productos que pueden usarse por sí mismos para ir ligeramente perfumados, pero también sirven para crear capas previas. Un clásico en este campo es Eau Dynamisante de Clarins de olor aromático-herbal, interesante para combinar con algún perfume cítrico de naranja, con alguna rosa vinosa, o con alguna composición de patchoulí. Acqua de Gigli de Santa Maria Novella, otro ejemplo, tiene un aroma floral suave con recuerdos de flor de naranjo, que podría servir de base para un perfume de gardenia, de lirio, de madreselva, de magnolia.

– EdT de Mitsouko usado con precaución podría usarse para potenciar un perfume de gardenia como Kai en versión aceite.

Vanille Exquise de Annick Goutal puede realzar una fragancia de rosa o de clavel bastante especiado. También puede enriquecer una composición amaderada o con notas de tabaco.

-Los perfumes sólidos son una experiencia diferente porque quedan mucho más pegados a la piel y son menos complejos. Siempre me han gustado para perfumar las muñecas, especialmente cuando tengo que estar más concentrada para hacer un trabajo. Así que procuro tener siempre conmigo al menos un perfume de ese tipo. No todas las marcas los fabrican de manera continuada. Son un clásico de Navidad de Estée Lauder y hace tiempo de Yves Rocher. In Fiore tiene una propuesta de perfumes de corte más oriental y Perfumes Kilian recientemente ha sacado L´Oeuvre Noire en formato sólido. Entre estos últimos la combinación de Beyond Love en sólido sobre las muñecas con Love and Tears vaporizado en la clavícula es interesante.

Anuncios