Etiquetas

, , ,


*Broche de Bailarina de Van Cleef & Arpels

Para comprender Lys Carmin no se debe olvidar cuál es el modelo para esta fragancia: el lirio escarlata. Sin duda algo poco usual, menos aún que el lirio blanco, y tiene un aroma fiero. Pero manteniendo la estética que rige la Collection Extraordinaire de Van Cleef & Arpels, esta es una composición elaborada con el ornato justo, con un tipo de sobreidad intencionada y ligeramente extravagante por su halo exótico.

Lys Carmin es una expresión de lozanía y carnalidad. Es también una figura estilizada que hace piruetas sobre un tema clásico asociado al concepto de femineidad: el perfil rosado-empolvado-especiado-almizclado para representar el aroma de un lirio carmesí, un olor en sí mismo complejo que presenta algunas resemblanzas con el de la azucena blanca. Pero es más un retrato de carácter, como una bailarina -fortaleza y fragilidad- en su búsqueda particular de la expresión, más que en el intento de reproducir algo directamente.

Esta figura delicada está hecha con un lenguaje moderno, transparente y de corte minimalista. La sensualidad que desprende no está en su opulencia sino en su fina calidez. Los elementos están simplificados, desenvolviéndose en sotto voce…con una cualidad aérea y sutil que es cosa extraña en los lirios de pétalos color rubí. Ningún rasgo de las notas más animalísticas de la flor se ha reflejado. El tema y el cromatismo del perfume gira en torno a la faceta especiada de la flor. Canela, clavo y nuez moscada forman el cuerpo de la fragancia, mientras la pimienta rosa aporta un tono afrutado y cremoso en la salida.

La calidez y la profundidad rubí la revelan las especias. Forma parte de una experiencia inducida en la que también participa el sándalo- casi una cita a Samsara de Guerlain-. El lirio en sí es también una ilusión sostenida por las capas de ylang-ylang empolvado, de suave jacinto verde, meloso y luminoso y de un discreto clavel. La flor se asoma pues difusa y tímida, confusa para quienes no estén acostumbrados a su olor. Todo gana espesura después gracias a un aire tropical que va desplegando acentos cada vez más carnales y envolventes…pero sin abandonar el susurro.

En Lys Carmin resuena lo extraño tanto como lo familiar. Aún reteniendo de la flor su identidad especiada y majestuosa, el perfume fluctúa siempre entre dos orillas. La orilla más tradicional trae a la actualidad el esquema de Fleurs de Rocaille de Caron. La nueva ribera es casi gourmand, con un ligero recuerdo de leche de coco que va a fusionarse con la vainilla de la base.

Pese al tono especiado, al cuerpo cremoso, al aire exótico y la vainilla lechosa éste es un perfume tibio. Más aún, es una flor durmiente a la que el portador da vida, nunca mejor dicho. Ahí radica su mayor magnetismo, su mayor sensualidad, su fortaleza. Es el más sugerente y el mas extraño de la Collection Extraordinaire, probablemte el que más cuesta apreciar. Quien decida probarlo que mantenga su nariz bien despierta.

Exquisito como un licor floral de Oriente. Quizás de aparente simplicidad. Logra transportarte a un terreno entre ignoto y conocido de lo más confortable, a través de un juego de texturas y cromatismos. Partiendo del verde luminoso se arrebola, se tiñe de grana; del sabor entre medicinal y balsámico que se anuncia al principio, se endulza y se transforma en un postre de arroz con leche; desde una textura más seca y empolvada casi áspera evoluciona a un tacto satinado. Invita a todos los sentidos a participar en la experiencia de reconocimiento del olor, volviéndose entonces complejo y rico. Si decides llevarlo no puedes renunciar a esa experiencia: te involucra, de igual modo que un artista de performance logra que el público no quede indiferente ante su obra. ¿Cómo? Apelando a la percepción y al procesamiento de la información percibida; poniendo de relieve que toda experiencia parte de una experiencia personal basada en la interacción objeto-sujeto. Los perfumes menos sencillos, los que tienen un sabor raro suelen tener esa capacidad…si se les da la oportunidad de demostrarlo.

Anuncios