Etiquetas


* Reloj inspirado en el Horologium florae de Linneus.

1ªParte

¿Qué puede hacer un aroma en relación a la capacidad de concentración? Algo que todos pensaremos de forma intuitiva es que un olor agradable hará las cosas más fáciles, mientras un olor desagradable nos perturbará, nos molestará y nos impedirá trabajar a gusto; de esta idea sencilla se derivan dos aspectos importantes:

-Todos tenemos nuestras preferencias en lo que a olores se refiere, por tanto, dentro de los posibles aromas positivos o beneficiosos para favorecer la atención hay que elegir lo que mejor se adapte a nosotros…lo que supone entender cómo estamos nosotros en un momento dado. Es básico aceptar que lo que puede ser bueno para una persona no tiene porque serlo para otra.

-En este nivel el aroma se relaciona con emociones básicas o viscerales, y cuando nos dominan emociones muy intensas o de carácter negativo: exceso de nerviosismo, ira, asco, etc sencillamente el procesamiento de la información se enlentece o se paraliza. De nuevo, la preferencia del olor es importante así como un buen manejo de la concentración del producto, no queremos algo muy invasivo.

Cuando hablo de aromas en este post no me refiero a perfumes sino a aceites esenciales. Los perfumes son composiciones complejas con muchos ingredientes y no podemos controlar lo que hay en ellos. Por ejemplo, un nota intensa tipo muscenona (un componente principal del almizcle) como algunos ingredientes tienen Ej. Nirvanolide (Prada Candy, Prada Amber pour Homme, Muguet Blanc de Van Cleef & Arpels y muchos otros) puede resultar algo muy incómodo: algunos estudios muestran que produce un efecto negativo-confuso más pronunciado en los hombres que en las mujeres. Por eso se recomienda que para un examen o tarea que requiera una especial concentración ( relacionado con cálculo, largos test en los que hay que discriminar mucho, etc) no se usen perfumes muy almizclados, sino tipo ámbar. Pero, de nuevo, esto es complicado porque en un perfume ámbar también se añaden notas de almizcle…así que se necesita probar mucho para encontrar algo adecuado.

Por tanto, si nos sentimos confusos o desbordados por una emoción perdemos capacidad de concentración, esto es, perdemos la capacidad de fijar nuestra atención en la información relevante durante un tiempo prolongado y nos hacemos más vulnerables a las interferencias de todo tipo: los ruidos molestan más, la silla es más incómoda, la cabeza pesa más, no esquematizamso tan bien como debiéramos, o nos vemos incapaces de interpretar los datos que nos da el SPSS. Así pues, un primer aspecto a tener en cuenta es elegir muy bien el aroma para que no produzca incomodidad, pero además evitar que sea intrusivo.

La concentración se mide por el grado de intensidad y por la resistencia que tenemos a desviarnos de la tarea, la clave es ¿cuánto esfuerzo invertimos en esto? A mayor esfuerzo, más rápido nos cansaremos, por lo que más necesario será incluir períodos de descanso entre sesiones de trabajo. En algunas empresas de Japón se utiliza como olor ambiental de las áreas de descanso la lavanda para favorecer una recuperación mejor. Así pues, cuando el lugar de estudio o trabajo es una habitación, se puede usar lavanda -quien se lleve con la lavanda- en el pasillo o en otra habitación; si el estudio es en una biblioteca…un pañuelo perfumado en el bolso para el momento de descanso. Cuanto mejor sea la recuperación tras un período de descanso, menor será el esfuerzo para volver a concentrarse. Cuando necesito desconectar entre tareas utilizo música de Kokin Gumi que también restaura.

La distribución de la atención se relaciona con la limitación en la capacidad para mantener dos o más objetos en el centro de la atención- objetos relacionados- de manera que ante una situación de ansiedad o estrés emocional el foco de la atención se estrecha hasta el punto de que sólo somos capaces de hacer una pequeña tarea de cada vez y sencilla, pudiendo incluso llegar al bloqueo. En este punto mantener un buen ritmo de respiración es clave, si la respiración se acelera sencillamente va a dominar la emoción, no la capacidad de razonamiento. Los olores que ayudan a mejorar la respiración son ricos en sesquiterpenos: limón, clavo, albahaca, romero, salvia, laurel, olíbano (frankincienso) y también el sándalo.

Además nuestro estado de ánimo también afecta a la estabilidad de la atención, de forma que podemos cansarnos menos si conseguimos un ambiente agradable y positivo. Para ayudar a la concentración y a la memoria frente a la fatiga son buenos los aromas de ciprés, limón, menta, albahaca, romero y pino pero también sirven aromas especiados como el clavo, la canela, la pimienta negra o el jengibre; de nuevo la preferencia por el olor es clave.

La oscilación de la atención engloba aspectos de todo lo anterior ya que se refiere a la flexibilidad para cambiar el foco de atención sin perder calidad en la actuación, y está ligada a la motivación en gran medida. En este punto hay que recordar que cada persona necesita una cosa diferente porque sencillamente cada uno funciona de un modo distinto.

Las preferencias personales pueden estar influídas tanto por la personalidad (Ej. predomina la introversión o la extroversión) como por el modo en que la energía se gasta a lo largo del día: las personas llamadas diurnas están más despejadas a primeras horas del día y según transcurre la jornada acumulan cansancio; las personas llamadas nocturnas no van acumulando el cansancio a lo largo de la jornada sino que al llegar la noche están despejadas y trabajan más concentradas.

En Japón se usan los aromas para mantener la activación de las personas, usando diferentes aromas según transcurre el día en el ambiente de trabajo:

-Durante las primeras horas del día se usan los cítricos que son estimulantes.
-A la tarde los olores florales para aumentar la concentración.
-Por la noche son los amaderados porque ayudan a promover la calma.

Este uso del olor que puede parecer más favorable a las personas diurnas refleja el ajuste del ritmo circadiano (reloj interno que todos tenemos y nos dice cuando hay que dormir y cuando hay que despertar) a las horas solares. Los olores más brillantes y luminosos para el despuntar del día, los más oscuros para cuando la luz se difumina.

Cosas a valorar:

– Muchos olores agradables promueven una actitud más positiva para solucionar problemas de forma creativa. La vainillina (el olor de Flanín el Niño o de los labiales de MAC) es, seguramente, uno de los olores más universalmente agradables. La vainilla (absoluto) y la heliotropina disminuyen la ansiedad.

-Estimular el sentido del olfato puede hacer que te sientas más relajado o más despierto.

-Depende de las horas del día en que se requiera mayor concentración será mejor algo cítrico, floral o amaderado; pero la menta y la canela por sí mismas aumentan la memoria de trabajo y las habilidades de concentración según estudios realizados con voluntarios. La menta es especialmente útil cuando hay que trabajar muy concentrado pero con límite de tiempo.

-A mayor extroversión más fácil que atraigan los olores cítricos y energéticos, mientras las maderas y especias suelen gustar más cuando predomina el rasgo de introversión.

-El romero puede ayudar a una sensación de mente limpia y favorece la memoria.

-El ámbar aporta resistencia.

-Lo importante es crear un aroma perceptible en el ambiente por lo que las velas aromáticas aunque agradables, no son la opción más práctica- por no decir económica-. Los difusores de ambiente, un spray casero ( con agua y el aceite esencial diluído en una proporción de 50ml/15gotas, agitar antes de usar) bolas de algodón impregnadas o un potpourrí son algunas opciones más razonables.

Este artículo no es prescriptivo, sólo tiene un carácter divulgativo y subrayo el hecho de que se centra en los aceites esenciales, productos que exigen un manejo responsable. No obstante si alguien quiere usar un perfume puede seguir las pautas generales señaladas y buscar en la fragancia el carácter dominante que mejor se ajuste a sus necesidades. Personalmente yo utilizo perfumes sólidos de flores blancas en las muñecas porque aportan la nota que mejor me va con la intensidad justa, pero es cuestión de probar y conocerse un poco.

Un ejemplo de música para despejar y recuperar la concentración: Stone Garden de Kokin Gumi.

Anuncios