Etiquetas


* Fragmento de La Primavera de Sandro Botticelli.

Peaches & Cream ( Melocotones & Nata) es una expresión que frecuentemente encontramos en inglés cuando alguien quiere describir un cutis suave como la piel del melocotón a la vez que cremoso, satinado y terso como la nata, de tono apetecible y saludable como la fruta en su perfecta madurez. La metáfora finalmente remite a algo atrayente y apetitoso a la vez. No en vano, crema/nata con melocotones es también la base de un postre casero muy típico de Estados Unidos: los Melocotones Nevados, uno de esos bocados llenos de sabor, textura y aroma, perfectos por su equilibrio.

Un maquillaje que persiga este efecto de plenitud trata de ser embellecedor pero clásico, muy centrado en conseguir un aspecto luminoso con discreción aprovechando la riqueza de matices que los tonos melocotón pueden aportar – desde más rosados, a más tostados o dorados amarillos- con un plus de naturalidad frente al rosa que en las mejillas, por imitar el arrebol, tiene algo coqueto más directo – especialmente el rosa chicle, el pink y demás tonalidades de la gama-. El rosa puede funcionar bien o muy bien en algunas personas y en algunos maquillajes concretos pero es un color con el que conviene tener más cuidado porque con él es fácil introducir un acento cínico…y esto es especialmente notable en el caso del colorete. Digamos que los tonos melocotón son arreboles estilizados que remiten más un ideal de piel y no tanto a un idea de edad específica.

Así pues tenemos color, luminosidad, textura como base para conseguir unas mejillas con gracia y elegancia. Se trata de buscar el matiz de melocotón más adecuado para el tono de piel que tenemos, de conseguir combinar buenas texturas tanto en crema como en polvo, de que el iluminador tenga la capacidad de refracción adecuada pero, sobre todo, de usar una técnica que amplifique el efecto luminoso del producto elegido para tal fin: aplicar el producto iluminador sobre todo el área de la mejilla que vamos a resaltar, no sólo sobre el hueso del pómulo creando un punto de luz sino también a modo de base del colorete para conseguir un efecto de luminosidad radiante. Aunque el efecto final es fruto de todo en conjunto y aunque este simple paso puede que parezca algo muy simple, marca la diferencia entre una luminosidad iridiscente que parece emanar del interior de la piel y un brillo más metálico y localizado.

En torno a las texturas y color podemos elegir la combinación que mejor nos vaya o nos plazca:

1. Polvo sobre polvo. Para un efecto más dramático que aún se puede incrementar aplicando el pigmento en polvo iluminador con una brocha duo- fibra ( aka mofeta) si queremos marcar más esa cualidad de brillo del propio pigmento.

-Iluminadores en polvo, hay productos específicos como el Shimmer Brick de Bobbi Brown o DiorSkin Poudré Shimmer (especialmente bonito es el tono Rose Diamond que además tiene una gama variada de tonos desde blanco a rosa pasando por beige-champán) pero también se puede usar una sombra de ojos en tono muy claro que tenga un pigmento fino con efecto muy luminoso como es el caso de las sombras individuales de Bourjois en los tonos 08 Beige Rosé, 90 Blanc Diaphane, 94 Citron Divré Mordoré, 05 Rose Dragée ( no todos estos tonos se comercializan en todos los países). La ventaja de usar una sombra, además de que podemos tener dos en uno economizando si elegimos bien, es que en general es un producto con mayor fijación.

-Coloretes en polvo de tono melocotón… Bien hay cientos y muy bonitos, tanto en marcas más populares como selectivas así que citaré algunos que a mí me parecen más especiales. El clásico y favorecedor Peaches de MAC con un acabado transparente permite crear capas fácilmente o el tono Melba para un efecto más denso. Mineralize Blush de MAC en Warm Soul, porque es muy versátil, entre melocotón-terracotta con subtono rosado suave con una textura muy fácil de difuminar. Joeus Blush Duo de Guerlain en el tono Peach Boy Rose, es uno de esos productos dos en uno donde hay una combinación perfecta de color melocotón vivo y mate con otro más transparente y rosado permitiendo jugar con la textura y el color fácilmente. El 265 Golden Apricot L´Oreal True Match Blush para algo más dorado. Y el tono Gilda de Nars para algo suave y rosado a la vez pero con aire vintage.

2. Crema sobre crema o líquido sobre líquido, para un efecto más jugoso. Si difuminamos la crema o el fluído sobre la piel con esponja humedecida fundimos mejor el producto con la piel y lograrmos un efecto más translúcido. También podemos optar por una brocha en abanico para conseguir ese efecto suave usando un producto en crema.

– Iluminadores en crema o en fluído. Hay muchas opciones de iluminadores en barra, en tubo , en crema que son pigmento nada más como el Multiple de Nars, el Color Cream Base de MAC o Aqua Cream ( Nº 4, Nº 16 y Nº 13 que es un tono beige claro bastante bonito) de Make Up For Ever que sirven tanto para labios, como para mejillas y párpados. En mi opinión la mejor opción es Strobe Cream de MAC porque tiene una alta concentración de pigmento nacarado que aporta un efecto iridiscente sutil pero efectivo cuando se aplica muy extendida o bajo la base de maquillaje pero también puede trabajarse de forma más concentrada y en capas para un efecto más perlado; además la fórmula tiene un poco de tratamiento antioxidante. Es el equivalente a usar la 8 Hours Cream de Elisabeth Arden pero con nácar incluído.

– Coloretes en crema/mousse/fluído melocotón … cierto que hay pero creo que el mejor que probé lo fabricó Guerlain hace ya unos años cuando comercializaba la línea Divinora. Textura de mousse pero muy pigmentada, de acabado aterciopelado y con un tono muy rico y particular que no he logrado volver a encontrar. El Aqua Cream Nº 5 Peach con partículas doradas de MUFE es bonito pero hay que trabajarlo mucho y con cuidado, mejor con brocha. Max Factor tiene un producto clásico: el Miracle Touch Creamy que es bastante translúcido y permite trabajarlo en capas, aporta un tipo de luminosidad parecida a la 8 Hours Cream pero con color, sin embargo el tono es más naranja que melocotón.

3. Polvo sobre crema, para un acabado más natural. Esta es mi opción favorita combinando Strobe Cream con el tono mate del Peach Boy Rose de Guerlain o Warm Soul de MAC. ¿Cuál es la vuestra?

Anuncios