Etiquetas

, , , , , , , ,


*Le Premier Parfum.

Patchoulí-iris-praliné formando un acorde amaderado multifacetado entre frío y cálido, palatable y táctil más cereza-anís-regaliz para añadir un goloso acorde afrutado, de nuevo frío y algo amargo pero capaz de invocar el universo infantil. Le Premier Parfum (1997) de Lolita Lempicka junto con Angel de Thierry Mugler sentaron precedente al combinar notas gourmand con patchoulí e iris. El éxito de ambos perfumes llevó a que este esquema se multiplicara en numerosos lanzamientos. Una parte de este éxito está en que ambos perfumes tienen una identidad sólida y fácilmente reconocible, algo difícil de conseguir.

La explotación de un tema exitoso en perfumería no es exclusivo de estos tiempos, lo que si es más novedoso es el fenómeno de la crítica extendida gracias a Internet y en ese contexto el término fruitchoulí se ha hecho popular, aunque no por su valor descriptivo sino por asociarse directamente con algo poco original y demasiado conocido, un sabor a patchoulí y frutos rojos sin más…de aquí a no prestar atención a lo que se nos presenta puede haber un paso. Aunque es cierto que algunos perfumes son poco brillantes o más bien aburridos, etiquetar directamente puede hacernos perder cosas interesantes. En este sentido siempre pienso en Sublime Balkiss de The Different Company, construído en torno a un acorde de rosa-frutos del bosque-patchoulí-hojas de violeta pero que gira hacia una tonalidad chyprée más que a un sabor oriental-especiado. Es un gran olvidado quizás porque una marca más selectiva se atrevió con un tema popular, pero es un buen perfume, un perfume radiante.

Sin embargo la misma composición de Annick Menardo para Lolita Lempicka ha sufrido su propio éxito en forma de múltiples versiones a cargo de la misma perfumista. Aún así, el tema sigue dando jugosos frutos y este año presentan dos ediciones limitadas a las que prestar atención: L´Eau en Blanc y Eau de Minuit . Ambas mantienen el sello característico de Le Premier Parfum y comparten una textura elaborada pero con personalidades opuestas; las distintas interpretaciones de un mismo tema pueden sacar a la luz diversos matices interesantes, como ocurre en pintura, música, cine, etc. Para ejemplo, La Fuente del Amor.

El tema de La Fuente del Amor hunde sus raíces en la mitología y la literatura clásica latina y su temática evolucionó en la literatura medieval donde el Jardín del Amor -que solía albergar una fuente en algún rincón- era el escenario para representar los valores corteses. La Fuente recibe el poder de generar deseo y amor en quien bebe de ella por culpa de Cupido, que tenía la costumbre de lavar sus flechas en dicho lugar.


* La Fuente del Amor (1885) de Jacques-Clément Wagrez

La versión de Wagrez es la de una pintura de género académica basada en las escenas dieciochescas de las pastorales y pasada por el filtro historicista del s.XIX para recrear un jardín medieval idealizado que funciona como alegoría de la naturaleza pareja al progreso de los sentimientos. El tema es el galanteo idílico sin que las emociones sean especificadas. Es una pintura bonita.


*Le Premier Parfum edición limitada L´Eau en Blanc 2012.

L´Eau en Blanc es igualmente algo bonito, hecha para oler así, bien. Suave y transparente…todo gira en torno a la delicadeza, una cualidad a destacar porque está muy lograda. El tema es las violetas blancas y las almendras glaseadas (almendras de Jordania o peladillas) que se regalan de cinco en cinco en las bodas, siguiendo una antigua tradición. Tanto el aroma de las violetas finamente empolvado y el frescor con un toque vegetal del iris como la nota azucarada de las almendras y el dulce de mazapán están muy bien definidos desde el principio. La nota de frutos rojos se encuentra más fundida con la heliotropina en esta versión y progresivamente lo que va quedando es un perfume de piel basado en almizcles y haba tonka. Pese a ser una versión que destaca por la suavidad y aunque retrata una violeta empolvada y sutil más basada en la percepción de una textura que en el olor penetrante y nasal que esta nota puede tener, L´Eau en Blanc no carece ni de solidez ni de presencia.


*La Fuente del Amor (en torno a 1784) de Jean-Honoré Fragonard.

Fragonard llegó a pintar hasta cuatro versiones del tema con mayor o menor oscuridad pero manteniendo las líneas generales de la composición. La Fuente del Amor en este caso es una alegoría del matrimonio. Aunque el estilo alegórico está menos perfilado y el peso recae más en el valor de un estado mental- el de los protagonistas- y una cierta melancolía- la del autor que parece advertir con tintes de romanticismo la fatalidad que conlleva la pasión-. La escena tiene una estética contemporánea a la época del pintor y en ella profundiza en el factor motivacional del deseo y la consumación. La pareja de jóvenes se apresura a beber el agua que les ofrecen los pequeños cupidos. La escena transcurre entre ensoñación, misterio y oscuridad pero tiene un mensaje profundo y poético. Aquí el vocabulario de los sentimientos está muy marcado, destacado incluso, frente al cuadro de Wagrez.

Eau de Minuit es a L´Eau en Blanc como el cuadro de Fragonard al de Wagrez: mismo tema, misma raíz pero uno es bonito, el otro profundo. El Eau de Minuit en salida es mucho más parecido a Le Premier Parfum; pero cuando evoluciona en la piel se puede apreciar bien su intensidad. Remite a la imagen de un bosque oscuro con el olor de la tierra húmeda como idea de fondo. El característico olor del concreto de iris está oscurecido, apoyado por una nota de madera vieja y polvorosa a la que contribuyen el patchoulí y la mirra. Sigue siendo un perfume de contrastes entre lo cálido y lo gélido, entre el amargor más patente y la dulzura balsámica más sutil pero de forma muy compacta. El regaliz aquí es como una veta profunda y oscura que atraviesa el perfume aportando una frialdad ligeramente medicinal y anisada de corte clásico. La mirra va a continuar ese tono pero añadiendo más oscuridad con su faceta balsámica y ligeramente mohosa, mientras el acabado empolvado de la vainilla redondea todo. Como en L´Eau en Blanc, la textura domina el carácter del perfume y pese a que su solidez e intensidad podría hacer pensar en algo más cercano a una seda pesada, mantiene la cualidad vaporosa .

Sí habéis admirado Le Premier Parfum pero nunca llegó a convenceros del todo podéis probar una de estas dos versiones. Ambas mantienen buena parte del núcleo del perfume original, comparten la textura y una nota de concreto de iris muy pulida. Pero una es blanca y gentil, la otra oscura y pasional.


*Le Premier Parfum edición limitada Eau de Minuit-Midnight 2012 en la colección de Navidad Illusions Noires.

Anuncios