Etiquetas


Up where we belong interpretada por Jennifer Warnes y Joe Cocker, famosa por ser la BS de Oficial y Caballero (1982).

Para continuar con la serie Tal que así, más enfocada a hablar de la experiencia de usar perfumes de forma general que a revisarlos he estado pensando en ese perfume que ha sido y es mi fiel compañero, ese del que guardo todos y cada uno de los frascos que he gastado, caí en la cuenta de todo lo que el perfume ha cambiado con los años y, pese a ello, de lo mucho que sigue significando para mí. Incluso usando la fórmula actual tengo la misma sensación de respeto y autoestima que antes tenía, esa sensación por la que una persona desea oler bonito día tras día de su vida.

Aunque tengo mis momentos, mi carácter no es especialmente nostálgico. Al contrario, soy muy consciente de que el paso del tiempo es inexorable y por eso doy valor a las cosas a mi alcance que puedo disfrutar, porque como dice la canción todo lo que tenemos es aquí y ahora.

Ese perfume pese a ser ahora más dulce y menos contrastado que entonces, sigue siendo mi perfume. Quizás porque, pese a todo, no sólo puede evocar aquellos días de antaño sino también porque aún es capaz de llenar los días en este momento. Para mí ese es el poder de lo que llamamos perfume-sello, que define algo tan importante como es el gusto propio.

Aunque no gusten, al final las reformulaciones acaban siendo inevitables y sólo tenemos dos opciones ante ellas: dejar de lado la nueva versión o aceptar que el paso del tiempo afecta a todos y a todo. Cierto que no son agradables, cierto que algunas son terribles pero los perfumes al final, cambian. Los recuerdos también: la propia experiencia de la vida puede modificar el valor de los mismos. Sólo algunos permanecen indelebles, normalmente los que están condicionados por vivencias de alto contenido emocional y no siempre positivas. Aunque son algo esencial para mantener la identidad y está bien cuidarlos, no se puede olvidar que “en los mismos ríos entramos y no entramos, pues somos y no somos los mismos”.

Pienso en Après L´Ondée de Guerlain cuyo extracto se dejó de fabricar porque suponía destruir la fórmula…a mi me gusta pensar que siempre hay formas de sacar algo adelante y que las más radicales deberían de estar en la cola de la lista. Y vosotros ¿dejaríais de usar vuestro perfume, ese que ha sido un fiel compañero, si supierais que ha sido reformulado? Eso ocurre con cierta frecuencia, y no siempre se informa. Tal que así.

Anuncios