Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Lady-Harrington-Reynolds
*Retrato de Lady Harrington (1775) por Sir Joshua Reynolds.

El iris puede ser nostálgico, romántico, austero, elegante, chic, exigente, distante, delicado, misterioso y aún sinónimo de lujo por los costes de producción que tiene. Su aroma abstracto, multifacetado y complejo remite, en último término, al bosque y a la tierra húmeda. A menudo se resalta su faceta más verde y penetrante en los perfumes etiquetados como masculinos y, su personalidad empolvada es protagonista de muchas composiciones femeninas. El Nº19 de Chanel une ambos aspectos de forma extrema y única, de ese carácter original han surgido un subgrupo de perfumes característico: Silences de Jacomo, Beautiful de Estée Lauder e incluso Prada Infusión d´Iris.

Prelude to Love retoma la idea original del Nº19 de exponer la parte más cruda y agreste del iris para dibujar con su aroma un paisaje de campiñas verdes, colinas suaves y florestas umbrías. No sólo realzando el tono más verde y amargo del material mediante notas herbáceas y frías, también siguiendo la estructura del perfume creado por Henri Robert: salida facetada en verde con nerolí para un efecto cristalino, núcleo floral fresco, rico y base amaderada-ambarada con acentos de Cuero Ruso. Pero Prelude to Love sigue la senda desarrollando una personalidad típica del género Cologne: de gran fluidez, completamente homogénea, con ricas facetas multiplicadas por matices secundarios que se entrelazan entre sí hasta el infinito y un acabado totalmente transparente, tibio, etéreo de principio a fin. Cada nota, cada matiz ha sido elegido y trabajado para no modificar el carácter vivaz, dulce y fresco de los cítricos protagonistas en la salida.

Esta multiplicidad de referencias clásicas que después toman un camino propio está en el ADN de L´Oeuvre Noire de Kilian. Prelude to Love es el primer capítulo dentro de esta serie narrativa que desde la claridad va oscureciéndose progresivamente hasta llegar a Back to Black y retornar a una nueva luz, ya tamizada por la pátina de la experiencia en Sweet Redemption. De lo blanco a lo negro, de los cítricos opalescentes a los cítricos densificados por resinas para simbolizar la renovación, podemos seguir una historia de sentimientos, un Libro de la Vida.

Las especias, el acorde de freesia y la alta calidad de las notas cítricas son elementos a destacar en este perfume. De las especias sale una doble caracterización. La enérgica, mediante aspectos más aromáticos del cardomomo de Guatemala: muy fresco e intenso con un verde ligeramente metálico que realza algo natural del iris y la envolvente, gracias a la nota de chocolate que posee el jengibre para complementar ese tono propio del resinoide de iris, presente en la fórmula junto a otros materiales de iris. El corazón floral se puede dividir en un lado fresco, limpio y cristalino comprometido por un acorde muy logrado de freesia con su olor limpio de flores recién cortadas y pimienta triturada; y una sección melosa formada por rosa búlgara y flor de naranjo.

La flor de naranjo con acentos herbales en relieve es una parte importante en Prelude to Love: nerolí y absoluto de flor de naranjo mantienen ese doble perfil floral y amargo a la vez. Complementan al iris, el auténtico protagonista de este capítulo.

Es un iris fresco, elegante, facetado. Ni dramático, ni melancólico. Suavemente complejo. Tiene inmediatez, porque sigue el estilo del naturalismo clasicista. Despliega en el sillage una cualidad envolvente muy atrayente, que introduce tibieza en el perfume y evoca con delicadeza un aroma de piel limpia. Este efecto de dulzura inesperada está trabajado en el fondo, realzando los aspectos mantecosos con recuerdos de chocolate que puede tener el iris. Ese toque gourmand también tiene recuerdos almibarados de melocotón y mandarina confitada. Todo es muy sutil. Una suavidad compleja y profunda que necesita de paciencia para aprender a leerla.

Esa calidez natural crea un halo delicado y tenaz, grácil y tierno. Parece el retrato de un estado mental. Un estado favorecido por el aire limpio del campo, el sentir puro de la naturaleza umbrosa pero aplacible, serena como una Arcadia, donde pueden sobrevivir sentimientos candorosos gracias a ese clima dulce que dispone para la música.

Es la verosimilitud de las notas naturales lo que al final crea esa ficción. Porque son notas presentadas sin afectación, de las que surge la elegancia como algo inherente al olor mismo. El refinamiento de esta atmósfera transparente alcanza las notas de base: el cuero ceroso, el papiro terroso y un toque de ámbar gris complementando los aspectos más radiculares del iris siguen siendo, pese a su solidez, algo paradójicamente liviano.

Si el Nº19 lleva hasta el extremo la dualidad verde – empolvada del iris, Prelude to Love hace lo propio aunando lo aromático y lo sedoso. Pero mientras el perfume de Chanel es más elusivo, el de Kilian remite a cierta idea de bienestar, al lado afable de la vida en el campo sin obligaciones que conecta con esa cultura del lujo de la Cologne, tan de moda en el higienista s. XVIII.

igermanica-ferri

Anuncios