Etiquetas

miko-ad

Septiembre se acerca más rápido de lo que parece y con él, de nuevo, un cambio estacional. Entre las muchas cosas que esto implica está el hecho de que la piel y el cabello se deshidratan y, de cara al frío del invierno, se hacen más débiles; es importante fortalecer nuestro organismo cuando está finalizando el verano y planificar un poco qué medidas tomar al respecto. Vamos a ver algunos consejos.

El cabello se estropea bastante en verano y a principios de otoño comienza a caerse de manera escandalosa así que fortalecer la fibra capilar con nutrientes no viene nada mal y una de las mejores curas es la levadura de cerveza. Se pueden comprar comprimidos y comenzar a principios de septiembre con el tratamiento aunque yo prefiero el producto en escamas porque lo utilizo como aderezo…,mezclo un par de cucharaditas de la levadura de cerveza con medio aguacate, la pasta resultante untada sobre un par de tostadas de pan oscuro de cereales es mi cena durante el mes de septiembre. El aguacate es muy saludable: contiene ácido oleico por lo que ayuda con el colesterol, pero también es un importante antioxidante con vitaminas (C, E y B6) y potenciador de la producción de colágeno así que resulta todo un superalimento para piel y cabello.

Otro de mis trucos favoritos para nutrir el cabello es mezclar en un recipiente una cucharada de acondicionador (Jo Hansford Everyday Condiotoner es el que uso) con otra de miel y una gota de aceite esencial de ylang-ylang y aplicarlo como mascarilla antes del último aclarado, dejándolo actuar entre 45 ó 60 minutos tras envolver el cabello en papel film y encima una toalla. La miel aporta muchos nutrientes al cabello, entre ellos vitamina B- y lo suaviza. Luego se aclara normalmente con agua tibia y un último chorro de agua fría para dar más brillo aún.

También se puede usar una mascarilla pre-lavado a base de aguacate o incluso las dos si el tratamiento tiene que ser extra. La receta es sencilla: a medio aguacate maduro (usad uno entero si lo consideráis necesario) añadir una cucharada de aceite de almendras o de oliva y mezclar bien. Humedeced un poco el cabello y masajear el producto por todo el largo de vuestro pelo, insistiendo en las puntas. Cubrid con papel film o un gorro de ducha, aplicad 3 minutos de calor con el secador y envolved la cabeza en una toalla para retener mejor el calor. La mezcla tiene que estar un mínimo de 20 minutos y podéis enriquecerla con una yema de huevo o con tres gotas de aceite esencial de lavanda que va muy bien para el pelo.

Pero la piel también necesita un plus en esta época. La mascarilla reguladora de propóleo que Apivita vende en monodosis es un producto formulado para pieles grasas pero, en realidad, porque el propóleo tiene propiedades antibióticas, es un producto a considerar para preparar la piel de cara al otoño (y la primavera), no es cuestión de abusar de ella sino de aplicarla de forma puntual de una a dos veces -durante las dos semanas previas o la semana antes y la semana después del cambio de estación-, si tenéis la piel mixta o normal este producto os sirve para descongestionar un poco la piel. Además suaviza.

Pese a todas las desmitificaciones que han sufrido las bayas de goji, quizás porque se les atribuyeron primero propiedades milagrosas, son un ingrediente importante en la dieta para tonificar vuestro cuerpo y reforzar el sistema inmune, pero en vez de comerlas os invito a que con ellas preparéis una infusión -como si fuera menta o manzanilla- para beber al desayuno, a media tarde o como gustéis. Quizás esta bebida no sea la fuente de la eterna juventud pero sí una poderosa fuente de hidratación para la piel, además contiene vitaminas de grupo B y C. También van muy bien para tonificar el cuerpo en caso de catarros o gripe, sobre todo cuando se añaden al caldo tres o cuatro minutos antes de retirarlo del fuego.

Además de los alimentos ricos en principios antioxidantes tomar un complemento nutritivo que ayude a mantener la elasticidad y densidad en la piel es un plus de tratamiento de cara al invierno. Yo llevo tomando extracto de Pygnogenol de Pharma Nord desde finales de septiembre hasta casi finales de noviembre durante varios años, como es algo más junto con la dieta pre- otoñal evaluar el efecto de este producto de forma independiente me resulta imposible, pero de no tomarlo a tomarlo encuentro una diferencia importante: mi piel gana luminosidad cuando lo añado a mi disciplina de la rentrée.

Estos son mis rituales favoritos, espero que alguno os resulte útil pero, por el momento, sigamos disfrutando de las bondades del verano. Os dejo un clásico: Right here waiting for you de Richard Marx, ideal cualquier época del año.

Anuncios