Etiquetas

, , , , , , ,

Si

Christine Nagel, entre su larga lista de creaciones, ha sido la nariz responsable de Angel Lily de Thierry Mugler, Si Lolita de Lolita Lempicka, coautora de Narcisso Rodriguez for Her y quien dio al original Miss Dior Chérie (hoy reformulado y llamado Miss Dior a secas) la nota de fresas, caramelo y palomitas. En todos ellos el patchoulí jugaba un papel fundamental tanto para reforzar la impresión de praliné del Lempicka como para dar la faceta de madera y tierra húmeda a un acorde chyprée moderno en los otros dos. Todos con tan buena aceptación como para tener un público fiel a lo largo de los años.

En de Armani continúa explorando las posibilidades de superponer notas de frutos del bosque a una base oscura perfilada con patchoulí. Los fruitchoulí han evolucionado pasando por diversos niveles de complejidad hasta ser un grupo de perfumes muy asentado en el mercado, tan asentado que marca el aire de los tiempos… ofrece un ligero giro hacia la sofisticación porque inserta el tema en un marco más abstracto de acabado chyprée, llevando la faceta gustativa un poco más allá de lo gourmand, acercándola a la personalidad de un complejo licor. La nota frutal, comprometida por el tono oscuro y contrastado de la esencia de grosella negra (casis), es clave para lograr ese plus de calidad.

El chipre frutal siempre ha sido el tipo de chypre que permite una expresión más táctil, relajada y juvenil porque las notas frutales, ricas en acentos lactónicos y/o almizclados, tienen gran afinidad con la piel. Son varios los intentos de revivir el acorde chypre en clave moderna desde diferentes ángulos. Una de las vías tiene como punto de partida el esquema de frutos del bosque y patchoulí, porque esta combinación ofrece flexibilidad para jugar tanto con aspectos más densos y orientales como con facetas más secas y primitivas. Y sigue esta ruta. No acude a una estructura tan marcada y legible como Chypré Fruité de Montale, es más bien una abstracción del tema que rescata uno de los aspectos esenciales de un chipre tradicional: el del frescor retenido entre notas oscuras.

Se supone que no sigue un esquema lento de tres tiempos para desvelar sus notas sino que la intención era crear un perfume fluído con tres acordes principales brillando a la vez: néctar de grosella negra, acorde de chipre moderno y faceta almizclada amaderada ligera. Así se anuncia pero existe una clara evolución en el perfume, desde una salida brillante a una base más oscura; si bien es cierto que, durante gran parte de la evaporación, dominan notas de licor de flores, confitura de frutas y suave vainilla.

Primero es el patchoulí el que gana terreno según avanza el perfume, después es una nota entre sensual almizcle y maderas ambaradas con un fugaz recuerdo de tabaco lo que ofrece la base. Orcanox (ambrox fabricado por Mane) es el material dentro del grupo de maderas ambaradas que da esa faceta elusiva de fondo. Los distintos laboratorios crean con frecuencia las misma moléculas pero usando distinta tecnología: Ambroxan, Cetalox, Orcanox, etc todas hacen referencia al ambrox pero tienen cualidades ligeramente diferentes. Orcanox parece una molécula más tangible, seca y almizclada.

Entre el recuerdo a confitura de pomelo de la salida y la oscuridad de la base podemos encontrar acentos especiados de pimienta, reminiscencias de flor de naranjo y una deliciosa nota de transición que recuerda a las fresas silvestres de penetrante dulzor. Todo envuelto con un velo empolvado.

El tono inicial merece mención aparte ya que está muy comprometido por el carácter particularmente dulce del material usado: Cassis Jungle Essence de laboratorios Mane. Jungle Essence es el nombre que recibe una técnica de destilación molecular patentada por Mane que permite crear esencias con un perfil puro muy cercano al aroma natural. Gracias a esta técnica se consigue resaltar el aspecto más denso y licoroso de la grosella negra. El absoluto de brote de grosella negra tradicional ha sido siempre una nota asociada a la alta perfumería de corte clásico. Cassis Jungle Essence, pese a tener un perfil más dulce y oscuro que el absoluto tradicional, sigue ayudando a dar más volumen y riqueza a las notas cítricas iniciales (nerolí, mandarina, bergamota): gracias a su tonalidad acidulada entre fruta verde y mora, con recuerdos de ruibarbo y pomelo, aporta un efecto más jugoso, ubicuo estos días en cualquier departamento de perfumería. Probad Acqua di Gioia del mismo Armani y, sin que se hayan usado los mismos materiales, identificaréis rápidamente ese efecto frutal tan característico; comparad también con L´Eau Jolie, una de las últimas adicciones a la saga de Le Premier Parfum de Lempicka, y buscad en su perfil de frutos rojos ese sabor… el sabor de los tiempos. En de Armani ese aspecto vibrante de las notas frutales se ha usado para renovar un grupo de perfumes que desde Angel de Thierry Mugler ha creado un hueco importante en el mercado.

Anuncios