Etiquetas

delinear

Delinear los ojos es uno de los gestos más favorecedores y algo con lo que se puede jugar para expresar la femineidad. Con los trazos más sofisticados o con los más sencillos se varia, disimula o realza la forma del ojo y su expresión. Es una cuestión de trazo.

En Extremo Oriente, donde el lenguaje ideográfico favorece el desarrollo de las habilidades visuales, hay personas realmente expertas en esto. Dejadme que ponga un toque de fantasía: los looks inspirados en el anime que crea zWinnieYap en You Tube, dejo un ejemplo sencillo aquí pero a quien le guste el tema, le recomiendo el canal.

Aunque a diario necesitamos cosas sencillas y que funcionen, el delineado sigue siendo un gran aliado. Quizás el producto más adecuado (lápiz, sombra, gel, etc) dependa de lo que vayamos a hacer. También las preferencias de cada persona están ahí. Lo más profesional y complicado es el eyeliner líquido de pincel, lo más sencillo el gel y lo más clásico el lápiz.

Para los maquillajes más sofisticados y pulidos viene bien usar diferentes cosas. Un ejemplo: con el lápiz trazamos la raya con el dibujo deseado, difuminamos un poco, añadimos sombra para fijar e intensificar el efecto ahumado y después, con un delineador líquido y un pincel muy fino volvemos a trazar una raya pero esta vez muy delgada y a ras de pestañas. Así conseguimos más profundidad.

Posibilidades hay miles pero voy a insistir en que trazar la línea interior del párpado superior sigue siendo la más eficaz porque es la que da más definición de forma sutil. Yo me inclino por el el lápiz delineador ( MUFE, Chanel, Guerlain o Kevin Aucoin son mis favoritos a nivel de pigmentación y color) aunque los cake eyeliner (Kryolan, Laura Mercier) están muy bien pero lleva más tiempo aplicarlos. La cuestión es que, hecho esto, intensificando una zona concreta con más delineador o sombra, podemos conseguir bastante efecto sin demasiada complicación:

-Insistir en la zona exterior de la línea de pestañas con el trazo más marcado en el rabillo alarga la forma de los ojos y da un aire felino. Es el estilo clásico de Sofía Loren, por poner un ejemplo paradigmático, ella solía llevar bastante marcado el interior y exterior de la zona del rabillo. En ocasiones aplicando más lápiz, en otras dando más espesor a las pestañas.

-Por el contrario, al realzar la zona interior del párpado (superior) contigua al lacrimal, lo que se consigue es abrir más la mirada ensanchando esa zona, al estilo Audrey Hepburn.

-También hay quien prefiere marcar la pupila. Decir que de forma inmediata al delinear con negro y usar máscara de pestañas de este mismo color, la pupila ya tiene más vivacidad pero se puede buscar un efecto aún más específico. Es algo arriesgado porque puede crear una imagen fuerte, como de mirada muy fija y vidriosa a la vez, pero en algunas personas funciona, si de entrada no tienen la pupila demasiado dilatada o contraída aunque… mejor probar antes. Para eso hay que usar dos colores: con el más claro -pongamos marrón- hacemos el trazo normal de toda la línea interior excepto sobre la pupila, con el más oscuro -obviamente negro- dibujamos justo en la zona sobre la pupila. Podemos seguir en mismo esquema si dibujamos la línea exterior, dando un pequeño efecto ahumado al repasar con una sombra marrón de tono medio/ medio -oscuro. Pero repito, mejor probar antes.

Anuncios