Etiquetas

estepa

Los polvos bronceadores son un gran producto cuando se usan bien, pero también es muy fácil cometer errores. Unas veces porque no se elige bien el tono, otras porque se aplica en exceso y otras porque se confunden los conceptos y lo que busca ser un look bronceado acaba sólo en intento.

Contornear los rasgos faciales en cualquier época del año, usando polvos bronceadores o algo tipo Mineralize Skinfinish Natural de MAC porque son tonos más fáciles de usar que los productos específicos para contornear es una cosa y otra construir un auténtico Sun Kissed Look para lucir en verano. Aunque para crear un maquillaje bronceado el primer paso es contornear, pero eso lo veremos en la tercera entrega de esta serie.

Los productos específicos para contornear son mates y más neutros que los productos para broncear que pueden tener un brillo sutil o derivar hacia un matiz más rosado. Cierto es que algunos son más versátiles que otros pero si lo que buscamos es broncear de verdad, lo primero es lo primero: elegir el tono que mejor vaya con nuestra piel para dar un aspecto saludable más o menos favorecido por el sol. Es importante recordar que un color mal elegido o mal aplicado puede dar un aspecto sucio… y no queremos eso.

Hay cientos de opciones atractivas en el mercado pero los bronceadores de Bobbi Brown y Guerlain son muy recomendables: ambas marcas tienen un catálogo amplio de tonos y fórmulas de calidad. Elegir el tono adecuado puede ser un poco más complicado de lo que parece si te cuesta diferenciar los subtonos rosados o amarillos en el maquillaje, lo mejor es tratar de entender el principio básico y luego explorar los productos con calma. He aquí las cosas a considerar:

-Los polvos bronceadores con subtonos rosado como el Ultra Luminious Bronzer de Edward Bess dan un aire muy sofisticado y setentero pero no suelen lucir tanto en pieles demasiado claras, no si se usan como tono principal.

-Los fototipos I Y II no deberían de ir más allá de un color siena o miel suave aunque si predomina el subtono rosa en una piel casi blanca piel lo que mejor va a funcionar es un suave tono melocotón como el colorete 561 de Shu Uemura -Sí, colorete-.

-Las pieles olivaceas aceptan bien los tonos tostados neutros, es decir, aquellos que no tienen mucho rojo en la fórmula sino que recuerdan al café o al caramelo, mientras que las pieles más oscuras se realzan con bronceadores de colores más ricos en los que se distingue un matiz rojo o anaranjado profundo.

Elegir bien el tono adecuado de los polvos bronceadores es un paso clave. El color adecuado ya significa la mitad del trabajo hecho y así el bronceador podrá ser usado tanto para contornear como para crear un maquillaje de piel bronceada, aunque en cada caso el mismo producto se use de forma diferente.

Anuncios