Etiquetas

,

writing-101-june-2014-class-badge-2

Caminaba deslizándose sobre unos zapatos oscuros clásicos, clavando su mirada vacía de pupilas dilatadas en un punto fijo. En su rostro no había rastro de sonrisas ni de serenidad. Quizás alguna vez se reía pero de forma peculiar, alzando sus comisuras con un ángulo que le permitiera mostrar la mejor zona de sus dientes mientras sus pupilas relampagueaban triunfantes. El resto del tiempo su mirada permanecía con una expresión hueca.

No había nada en su complexión física que la hiciera destacar del resto, tampoco en su estructura facial. Ni siquiera su forma de vestir era bonita. Por supuesto no usaba maquillaje y su media melena de color castaño la apartaba de la cara con una diadema de plástico negro.

Pero intentaba usar el perfume como atractivo. Le gustaba anunciar su presencia metros antes de llegar a su meta y dejar tras de sí una estela de perfume caliente que permaneciera en el aire durante minutos. En una mujer de mirada generosa aquel perfume caro haría que los hombres la miraran dos veces, sin duda, pero ella sólo conseguía dejar una impresión violenta a su paso. Parecía querer subyugar a cualquiera que se le pusiera por delante.

Seducción por poder, esa era su idea…o su obsesión. Lo cierto es que no sabía ser sutil, sus inclinaciones la delataban, y aquel perfume animalístico y arrebatador sólo era una muestra más de que estaba hastiada.

Anuncios