Etiquetas

, , , , ,

macarons
*Via Tumblr

Pregunta retórica: ¿Por qué de forma insistente los frutos rojos se asocian con el refinamiento de la Haute Couture? Hot Couture de Givenchy era como un denso jarabe de frambuesas; La Petite Robe Noire Couture (2014) es algo más refinado, macaron de frambuesa, pero ambos llevan esa nota frutal hasta las últimas consecuencias. Miss Dior

La frambuesa es una fruta delicada, más que la fresa, llena de contrastes jugosos, dulces y caramelizados que permiten jugar con acordes de rosas, de ámbar y de tabaco. En cierto modo, los frutos rojos pueden enriquecer el espectro de los perfumes orientales y eso es algo propio de la perfumería clásica, pero hoy en día varios perfumes han convertido esta faceta frutal en protagonista de las composiciones, con mayor o menor acierto.

En La Petite Robe Noire Couture se ha optado por ir más allá con la faceta frutal del original EdP, pero se ha hecho eliminando el contraste de las notas más oscuras y amargas, disminuyendo el atractivo efecto efervescente, rebajando la robustez de la rosa hasta moldear una rosa-frambuesa que ahora es como merengue de frutos rojos, después relleno de refinado macaron y por último zumo de gomibaya… Sí alguien creía que La Petite Robe Noire era dulce por favor que pruebe Couture.

Por comparación Couture no tiene un perfil tan estructurado ni tan contrastado sino que es más plano y lineal. Son las texturas suaves, empolvadas y livianas lo que se trabaja en esta versión. A veces recrea la suavidad del azúcar impalpable, otras es como un merengue de fresas y frambuesas muy aireado o un algodón de azúcar y, finalmente, tiene un toque almendrado que nos remite de nuevo al universo de los macarons que tan de moda están en estos días. Todo sustentado por una buena dosis de almizcles blancos y patchoulí. Pura indulgencia.

Anuncios