Etiquetas

, ,

Hedione es el nombre con que Firmenich registró comercialmente el dihidrojasmonato de metil ( methil dihydro jasmonate) en 1971, un ester que se encuentra naturalmente en el absoluto de jazmín. Bajo la clasificación de la IUPAC conocido como methyl ( 2-penthyl-3-oxycyclopentyl) acetate. Fue estudiando la composición del absoluto jazmín que se descubrió en los años 50 y entonces comenzó a usarse en la composición de bases para perfumería a muy baja concentración.

La primera vez que se empleó como ingrediente importante en un perfume comercializado fue en 1966 en el mítico Eau Sauvage de Dior: Edmond Roudnitska trabajó con una concentración del 2% ( algo impensable en aquella época). Actualmente es un material indispensable en perfumería, con concentraciones que van del 2% al 20%, pudiendo ser utilizado hasta en el 35% (también es empleado como saborizante, especialmente en mezclas de albaricoque-melocotón ).

El uso tan extendido del Hedione se debe a su gran versatilidad, relativo buen coste y los efectos que logra en las mezclas. Por sí mismo es un material con un olor floral-graso-verde, lactónico-dulce, jazmín-amaderado con un característico matiz cítrico-alimonado; su sabor es dulce, floral, cítrico, frutal tipo bayas rojas. En el secante puede durar hasta dos semanas.

Pero como todos los materiales su olor no es lo más importante en sí mismo sino es efecto que creará en la composición, y la Hedione es un material especial porque siempre añade un efecto original y tiene gran efectividad a la hora de:
-redondear y entibiar notas de jazmín con una faceta verde.
-elevar el tono de la rosa en una mezcla.
-añadir notas florales difusas.
-elevar el tono fresco y verde de la fragancia.
-dotar de una calidez radiante, tersura natural y transparencia original.
-recrear efectos acuáticos gracias a su frescor y transparencia.

A pesar de tener su origen en el jazmín, realmente se usa para todo tipo de mezclas florales: por ejemplo para realzar la rosa, para construir notas de fresía, gardenia, narciso, junquillo, lila-siringa, guisante de olor,lotus, etc…; también se pueden construir notas frutales como el higo, la papaya o notas de hierba dulce, incluso hacer una reconstrucción del olor de la vainilla o del aroma de las gotas de lluvia rezumando en la vegetación.

Es muy preciado por su capacidad de dar vivacidad a una composición, pero también por su poder de difusión y gran tenacidad: aunque su concentración disminuya en el aire pasado un tiempo tras su aplicación, no se debilita la intensidad del olor. Este poder “permanecer” o de crear un aura, determina una presencia.

Desde el Eau Sauvage hasta hoy su uso está tan extendido que resulta difícil decir dónde no se ha usado…esta es una pequeña lista de perfumes donde la Hediona está claramente presente: Chamade de Guerlain, Chanel Nº 19, Must de Cartier, Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari, CK one de Calvin Klein, Coco Chanel, Blush de Marc Jacobs, Angel de Thierry Mugler, First de Van Cleef and Arpels, Ninfeo mio de Annick Goutal, Aromatics Elixir de Clinique, Kenzo Flower, Angéliques sous la Pluie de Editions de Parfum Frederic Malle.

Existen otras firmas que comercializan dihidrojasmonato de metilo bajo otros nombres: Cepionate,Claigeon o Kharismal ( es más lactónico) y con características similares. La investigación ha permitido ir manipulando la molécula y crear productos relacionados como el Hedione HC, con una poderosa nota tipo pétalo de magnolia, con gran capacidad para hacer brillar las composiciones, crear efectos de transparencia y con una tenacidad superior al clásico; un ejemplo de su uso lo encontramos en L´Eau de Tarocco de Diptyque.

Anuncios